La luz verde

La luz verde ya no existe. Las amarillas tampoco. Las rayas de la carretera son blancas y las ayudas entre los conductores, sean para avisar de que está la Guardia civil en aquella época o para ayudarnos a adelantar unos a otros, han desaparecido o son muy escasas.

Un destello y los pelos de punta

En el kilómetro 454 de la A6, bajo la lluvia, un camión se ha puesto adelantar, obligándome a frenar en una subida. Es una maniobra habitual de los camioneros. La entiendo. Un coche frena y acelera con mucha facilidad, pero un camión, cuando ya tiene la inercia, si lo obligas a frenar lo desbaratas. En […]

El extraño incidente con un conductor y la Policía Nacional

El extraño incidente con un conductor y la Policía Nacional

Un conductor frena delante de mí después de adelantarme sin motivo aparente. No estoy seguro, pero es posible que nuestros coches lleguen a rozarse imperceptiblemente. Desconozco las intenciones de este conductor, me da miedo que quiera robarme y me marcho. Me acusa de haberle estropeado la bombilla de la matrícula. Sé que es mentira, pero además esa no puede ser la causa de tanto alboroto. La Policía me detiene y me acusa de haber bebido, sin ninguna prueba. ¿Qué he hecho yo para merecer esto?

¡La pereza de poner cadenas! Un suplicio del pasado.

La intención de poner cadenas es evidente cuando uno las compra. En la carretera, bajo la nieve, con frío polar por fuera de las ventanillas, todas las excusas son excelentes para no ponerlas. Poner cadenas es una tarea hostil y circular con ellas también a poco largo que sea el recorrido. Las cadenas son un artefacto del pasado. Un suplicio que no concueda con el siglo XXI.

Cadenas, autopistas, neumáticos de invierno y combustible.

Conducir por carreteras nevadas entraña muchas dificultades cuando los coches no van calzados con neumáticos de invierno. Las cadenas no son una buena solución para vías rápidas, porque obligan a circular muy despacio tanto con nieve como sin ella. Aun así, son mejor que nada, pero llevarlas en el maletero no es suficiente. ¿Cuánta gente las llevará y no se sentirá segura de ponerlas? ¿Cuánta gente no sabe siquiera en qué ruedas debe ponerlas? ¿Debieran ser obligatorios los neumáticos de invierno?