Renault Clio. Prueba de 120.000 kilómetros