Glosario | Conectores de recarga, tipos

En un vehículo eléctrico o híbrido enchufable, el elemento de unión entre la batería y el suministro de electricidad es un cable (todavía no se comercializan sistemas de recarga inalámbricos). Este tiene en sus extremos unos elementos que permiten su conexión de manera inequívoca, evitando así daños: los conectores.

Los hay de varios tipos y no solo dependen de la potencia de recarga, sino también del origen del vehículo. En Europa, los dos conectores de un cable de recarga son macho pero no tienen por qué ser del mismo tipo en cada extremo. En la mayoría, el del lado vehículo es de tipo Mennekes, o CCS2 si admite carga en corriente continua.Tipos de conectores: Schuko, Mennekes, CHAdeMO, Tesla, GB/T, Tipo 1, Tipo 2

Schuko: es el enchufe que utilizan muchos electrodomésticos, como la lavadora. Tiene dos clavijas cilíndricas (fase y neutro) más otra plana para la toma de tierra. Sirve para conectar el coche a fuentes de corriente alterna de hasta 3,7 kW y no permite ningún tipo de comunicación entre el vehículo y el punto que suministra la energía.

Tipo 1 o J1772: conector utilizado para recargas con corriente alterna monofásicas con potencias de hasta 7,4 kW. Tiene cinco contactos: una fase, neutro, tierra y dos de comunicación. Es el estándar japonés y también se usa en América.

Tipo 2 o Mennekes: esta conexión permite el suministro eléctrico en corriente alterna monofásica y trifásica, pero a mayor potencia (hasta 44 kW). Tiene siete contactos: tres fases, neutro, tierra y dos para comunicación entre el vehículo y el punto de carga.

ChaDeMO: es el estándar que emplea la industria japonesa para la recarga en corriente continua. Inicialmente admitía potencias de recarga de hasta 63,5 kW, aunque ahora tiene un límite de 400 kW y se está trabajando en alcanzar 900 kW. Es el conector con más contactos: diez (aunque se utilizan únicamente nueve). Dos son para el paso de corriente, uno es para la toma de tierra y el resto son para el control de la recarga, cuatro con señal analógica y dos digital. El nombre proviene de «CHArge de MOve», que a su vez es una simplificación al inglés de la frase japonesa «tomemos una taza de té mientras carga».

CCS2 o Combo2: Esta conexión parte de una Mennekes a la que se ha añadido en la parte inferior dos contactos para el paso de la corriente continua, por lo que permite la carga con los dos tipos de corriente (en continua hasta 350 kW). El número 2 hace referencia a que la parte superior del conector es un enchufe Tipo 2; existe otra variante llamada CCS en la que ese elemento es un conector Tipo 1. Las siglas CCS provienen de «Combined Charging System».

GB/T: es el estándar en China. Bajo esta denominación hay dos conectores físicamente distintos según sirva para corriente alterna o continua. El de corriente alterna es de Tipo 2, pero en el coche está el conector macho en vez del hembra. En corriente continua, el conector tiene un diseño específico y permite potencias de hasta 238 kW, aunque se está trabajando en una nueva conexión completamente distinta con un límite de 900 kW.

Tesla: esta marca tiene dos conectores propios. Uno para fuera de Europa (con cinco contactos) y otro para este continente. El conector para Europa es de diseño idéntico a uno de Tipo 2 (siete contactos), pero permite también la recarga en corriente continua en sus supercargadores. Para poder soportar la mayor intensidad de corriente, la distribuye por dos clavijas en vez de una (utiliza los terminales de las tres fases y el neutro para hacer pasar la corriente positiva y el negativa, combinándolos de dos en dos). Este terminal se emplea en las versiones europeas Model S y Model X; el Model 3 tiene una toma CCS2.

Comparador