Glosario | Híbrido Enchufable (PHEV)

Es aquel vehículo híbrido cuya batería de alta tensión se puede conectar a la red eléctrica. Algunos fabricantes identifican a este tipo de vehículos con las siglas PHEV (del inglés Plug-in Hybrid Electric Vehicle).

Un híbrido enchufable tiene una batería de mayor capacidad y, frecuentemente, un motor eléctrico de mayor potencia que la de uno no enchufable. Gracias a ello, puede circular en modo eléctrico durante mayor distancia y a mayor velocidad. La autonomía de estos vehículos es muy variable entre los diferentes modelos, pero suele ser superior a 30 kilómetros en el ciclo de homologación.

Ventajas de un híbrido enchufable frente a un híbrido:

  • El coste de funcionamiento es inferior, siempre y cuando sea el motor eléctrico el encargado de hacer el trabajo de impulsión.
  • Menor emisión de emisiones contaminantes, siempre y cuando la batería se recargue con energías renovables.

Desventajas:

  • Mayor precio de adquisición debido, principalmente, a la mayor capacidad de las baterías
  • Dependencia de puntos de recarga donde habitualmente se estacione el vehículo.

 

Ventajas de un híbrido enchufable frente a uno no híbrido:

  • Disponer de un vehículo con la etiqueta de cero emisiones de la DGT (si la autonomía es mayor de 40 km; si es menor, tiene la etiqueta Eco), que facilita el acceso y el aparcamiento en algunas ciudades y vías españolas.
  • La posibilidad de circular en modo eléctrico puro con las ventajas inherentes de ahorro, de comodidad y de emisiones locales que supone circular en modo eléctrico.
  • Disponer de mayor potencia, mejor relación peso/potencia y por tanto mayor capacidad de aceleración que en las versiones con motores de combustión interna, ventaja que se aprecia especialmente en carreteras de doble sentido cuando en condiciones de tráfico denso una buena aceleración permite realizar adelantamientos con mayor rapidez y por tanto con mayor seguridad.

Inconvenientes:

  • El mayor precio que hay que pagar por la compra del vehículo, que resulta difícil de amortizar con el uso debido a la limitada capacidad de la batería, pero es posible conseguirlo si se dispone de los puntos de carga adecuados, por ejemplo en casa y en el trabajo.
  • El notable incremento de consumo cuando la batería está descargada, causado principalmente por el incremento de peso.
  • La necesidad prácticamente imperiosa de disponer de un enchufe en el domicilio particular, en el trabajo o en los dos lugares para cargar el coche diariamente.
  • Normalmente, un menor tamaño del maletero debido al espacio requerido por la batería y otros componentes eléctricos.
Comparador