Peugeot 3008 2017

Última actualización: 12-04-2017

El Peugeot 3008 es un turismo de tracción delantera con una carrocería de aspecto todoterreno que mide 4,45 metros de longitud. La gama está compuesta por dos versiones con motor de gasolina (de 131 CV y de 165 CV) y tres con uno Diesel (120, 150 y 181 CV).

El precio de venta parte de 23 700 euros (precio, equipamiento y ficha técnica de todas las versiones), que corresponde a la versión de gasolina 1.2 PureTech de 131 CV. Es más costoso que un KIA Sportage 1.6 GDI 132 CV, que un Renault Kadjar TCe 130 CV y que un Hyundai Tucson 1.6 GDi 132 CV. Estas tres alternativas cuestan menos de 21 500 €, con un equipamiento de serie inferior al del Peugeot (ficha comparativa de precio y equipamiento). El Ford Kuga 1.5 EcoBoost 120 CV también es más barato; el SEAT Ateca 1.4 EcoTSI 150 es el más costoso, rápido y equipado de todos los modelos citados (ficha comparativa).

A nuestro juicio, un aspecto sobresaliente del 3008 es su silencio de marcha ya sea con motores Diesel o de gasolina. El 3008 que más hemos conducido tiene el motor Diesel de 120 CV (versión 1.6 BlueHDi 120 S&S) y con el equipamiento GT Line.

Este motor de 120 caballos acelera lo suficiente para que normalmente no se eche en falta más potencia. Quien quiera sentir un empuje intenso al pisar el acelerador o completar los adelantamientos en poco espacio, es mejor que recurra a los motores más potentes. El consumo de carburante es bajo (a velocidades legales por autopista, es sencillo que el consumo sea inferior a 6,0 litros de media). Hay rivales que gastan aún menos, aunque la diferencia con los más parcos no es grande.

Peugeot 3008 2017. Versión GT Line.

Dinámicamente, también es satisfactorio. Es ágil (para sus dimensiones y planteamiento) y reacciona de forma segura en circunstancias adversas. Este buen equilibrio entre agilidad y seguridad lo consigue con una suspensión que es firme pero no incómoda. La dirección, que es rápida, ayuda a tener esa percepción de que al coche le cuesta poco cambiar de trayectoria. En el apartado Impresiones de conducción damos más datos al respecto de sus cualidades dinámicas, consumo y prestaciones.

El puesto de conducción no nos ha gustado porque el volante no se puede alejar mucho de los pedales —lo que obliga a llevar las piernas más flexionadas de la cuenta— y estos van dispuestos con un ángulo de inclinación que no resulta natural a todo el mundo. Como en otros Peugeot modernos, la instrumentación se ve por encima del aro del volante. Para conseguirlo, Peugeot ha tenido que utilizar un volante pequeño, que no puede ir colocado alto respecto al tronco del conductor y que está achatado tanto por su parte superior como inferior.

En las plazas traseras el espacio para las piernas es ligeramente inferior al de gran parte de sus alternativas, pero la anchura entre puertas y la altura libre hasta el techo es grande (tabla comparativa de mediciones del interior). El acceso y salida de su interior resulta confortable por la altura a la que están los asientos y porque no están muy alejados del borde de la carrocería. El maletero tiene un volumen de 520 litros, que es lo mismo que tiene un Tiguan y más que el resto de alternativas.

Peugeot 3008 2017 GT Line. Salpicadero

El equipamiento opcional puede ser muy abundante. Prácticamente puede llevar todo lo que hoy en día está disponible en sus alternativas de precio similar. Hay cosas que son muy útiles y otras que no lo son tanto por no estar bien resueltas. Por ejemplo, me ha parecido bueno el sistema de iluminación de ledes (tanto por su potencia como por el buen funcionamiento de la conexión y desconexión automática de las largas, que hace bien su función: a tiempo para no deslumbrar a otros usuarios y sin confundirse con el reflejo de los paneles viales). Entre aquello que no siempre cumple bien su función, está la cámara de marcha atrás o el conjunto de cámaras que generan una visión cenital del vehículo (Peugeot denominada a esta opción «Visio Park»). No dan una imagen de buena calidad (ejemplo) y por ello no son útiles para apurar al máximo el espacio durante las maniobras. Hay otras cosas que, bajo mi punto de vista, se podría prescindir perfectamente de ellas, como la función de masaje en las plazas delanteras (aunque no tiene nada que ver con un masaje manual, posiblemente haya a quien sí le guste). En el apartado Equipamiento damos más detalles sobre lo que puede llevar este coche.

El Peugeot 3008 no es un coche de lujo, pero la calidad de acabado es buena y deja buena impresión. Sus acabados, ajustes y materiales, recuerdan a los del Peugeot 308 2014. El interior está recubierto con materiales más ricos que los de un Nissan Qashqai o un Renault Kadjar. Los botones con aspecto metálico que hay en la consola (imagen) en realidad son de plástico, pero transmiten solidez y calidad cuando se manejan.

Todos los motores del Peugeot 3008 tienen un sistema de encendido y apagado automático del motor en las detenciones (Start&Stop). Las versiones 1.6 THP 165 CV y 2.0 BlueHDI 180 CV únicamente están disponibles con un cambio automático (de convertidor de par) y seis relaciones (EAT6). Este cambio es una opción en las versiones 1.2 PureTech 130 y 1.6 BlueHDi 120. El resto de 3008 tienen una manual, de cinco o seis velocidades. 

No puede tener tracción en las cuatro ruedas, pero sí puede llevar un dispositivo denominado «Advanced Grip Control» que modifica la gestión del control de tracción para poder avanzar con más facilidad sobre superficies deslizantes, y lo que es más importante, incluye unas ruedas especiales para nieve o barro (del tipo M+S). La altura libre hasta el suelo del Peugeot 3008 es 22 centímetros, que es mucho si se compara con el que tienen sus alternativas (el Hyundai Tucson tiene 17,2 cm, el Nissan Qashqai y el Volkswagen Tiguan tienen 18 cm, mientras que en el Renault Kadjar tiene 19 cm).

Peugeot 3008 2017. Imágenes exteriores.

Esta es la segunda generación del Peugeot 3008. Está fabricado sobre la plataforma modular EMP-2 —Efficient Modular Plattform 2— que ya se utiliza en otros modelos del Grupo Peugeot-Citroën, como el 308 y el C4 Picasso. Según Peugeot, el uso de esta plataforma ha permitido que el nuevo modelo sea una media de 100 kg más ligero que el modelo al que sustituye. El 3008 de primera generación se puso a la venta en 2009 (más información) y tenía una silueta distinta a la del modelo actual ya que estaba a medio camino entre un monovolumen y un todoterreno. En 2014 Peugeot hizo una serie de pequeños cambios en esta primera generación para actualizarla (más información). 

En el comparador de seguros de km77.com hemos calculado el precio de una póliza a todo riesgo para un Peugeot 3008 con el motor Diesel de 120 CV. El tomador es un hombre casado de 39 años que vive en Madrid y guarda su coche en un garaje colectivo. Esta persona, que recorre hasta 30 000 kilómetros cada año, lleva 7 años sin dar una parte de accidente de coche a su actual compañía de seguros. Con estos datos, el precio más bajo lo ofrece la compañía nuez por 505 euros, si bien esta póliza no es de buena calidad (5,34 puntos); por 672 euros, Génesis tiene una póliza de mucha mayor calidad; 8,71 puntos. En este apartado hay más información de cómo valoramos la calidad de una póliza.

Calcule el seguro de este coche en 21 aseguradoras

Información generalImpresiones del interiorImpresiones de conducciónEquipamientoCambios en la informaciónImágenes Exteriores Arriba
Redacción (34) 91 724 05 70 - Publicidad (34) 91 005 21 04 - © copyright 1999-2017 Ruedas de Prensa S.L. - Contacto - Condiciones legales - Mapa web - Seguros
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies