Mazda CX-5 2017

Última actualización: 24-03-2017

El Mazda CX-5 2017 no es un coche completamente diferente del CX-5 2015, aunque tiene cambios importantes en muchos de sus componentes mecánicos —como en el chasis, en la suspensión y en los motores—, un aspecto diferente y nuevos elementos de equipamiento. Estará a la venta en mayo de 2017 y las primeras entregas se harán en junio.

Las dimensiones exteriores apenas cambian con respecto al modelo que reemplaza. Mide 4,55 metros de longitud (5 mm menos), 1,84 m de anchura (lo mismo) y 1,68 m de altura (5 mm más). Algunas de sus alternativas son el Ford Kuga, el Hyundai Tucson, el Honda CR-V y el Volkswagen Tiguan.

La gama de motores está compuesta por dos Diesel —2.2 SKYACTIV-D de 150 y 175 CV— y uno de gasolina —2.0 SKYACTIV-G de 165 CV—. Son los mismos del CX-5 2015, pero Mazda ha introducido en los Diesel tres tecnologías para mejor su funcionamiento: «High-Precision DE Boost Control», «Natural Sound Frequency Control» y «Natural Sound Smoother». Estos tres sistemas están presentes en otros modelos de Mazda y los describimos con más extensión en la sección de información técnica del Mazda6.

El cambio de marchas que viene de serie es manual de seis velocidades, si bien en opción hay disponible uno automático de convertidor de par con el mismo número de relaciones. La tracción puede ser en las ruedas delanteras o en las cuatro, excepto con el motor Diesel de 175 CV, que solo puede ser tracción total. El motor de gasolina 2.0 SKYACTIV-G da 160 CV (5 CV menos) cuando se pide la tracción a las cuatro ruedas.  

Mazda CX-5 2017. Imágenes del exterior.

Tras probar brevemente el CX-5 con estos tres motores, creo que el Diesel de 150 CV es el más recomendable. Con tracción delantera y cambio manual, me parece más rápido que el de gasolina con la misma caja de cambios y el mismo sistema de tracción y no más lento que el Diesel de 175 CV con el cambio automático y la tracción a las cuatro ruedas. Es un motor que, además, produce poco ruido y vibraciones. Más información en las impresiones de conducción.

Hacia la segunda mitad de año, el CX-5 estará disponible con un motor de gasolina de 2,5 litros de cilindrada y aproximadamente 195 CV (Mazda no ha querido dar la cifra exacta) que tendrá un sistema de desactivación de cilindros, cuyo objetivo es mejorar la eficiencia cuando la demanda de aceleración es baja.

El CX-5 2017 es entre 40 y 45 kilogramos más pesado que el modelo 2015 (depende de la versión), tiene peores prestaciones y un consumo homologado más elevado. Por ejemplo, con el motor Diesel de 150 CV, tracción delantera y cambio manual, el CX-5 2017 necesita 0,2 segundos más para acelerar de 0 a 100 km/h y su consumo medio es 0,4 l/100 km más alto (ficha comparativa). Lo mismo sucede si se comparan las versiones de gasolina de 165 CV (ficha comparativa). A pesar de ello, Mazda dice que en condiciones reales el consumo del nuevo CX-5 es un 4,4% más bajo.

El aspecto del habitáculo cambia —principalmente la consola central— y hay más medidas de insonorización (el parabrisas es más grueso, hay nuevas juntas en las puertas que sellan mejor y más material aislante). Mazda ha mejorado algunos detalles para transmitir una sensación de calidad más elevada, como unos fondos de goma en los huecos de las puertas delanteras o un tapizado en la guantera. También ha mejorado la ergonomía elevando la posición de la palanca del cambio manual 4 centímetros (6 cm en el caso del cambio automático) para que así quede más cerca del volante.

Mazda CX-5 2017. Imágenes del interior.

El espacio para los pasajeros apenas ha variado. Es un coche con una buena amplitud, como la mayoría de sus alternativas. El volumen del maletero es 477 litros, 14 más que el modelo reemplazado. El portón puede tener accionamiento eléctrico, una novedad en Mazda. Más información en las impresiones del interior.

Aproximadamente el 50% de las componentes del chasis y de la carrocería son idénticos a los del CX-5 2015. El otro 50% es nuevo o modificado. La carrocería tiene un 15,5% más de rigidez torsional debido a que hay una proporción más alta de aceros de alta y ultra-alta resistencia, en especial en los pilares delantero y central. El anclaje de la suspensión delantera al chasis es diferente y los amortiguadores de esta parte tienen un vástago más grueso.

Mazda ha incorporado la función «G-Vectoring Control» (GVC), cuya finalidad es mejorar la precisión de guiado y suavizar los cambios de aceleración longitudinal y transversal que se originan cuando se aborda una curva. Hay más información sobre su funcionamiento en este apartado de técnica del Mazda6.

El sistema multimedia MZD Connect ha sido actualizado. Se maneja a través de una pantalla de 7 pulgadas y tiene un sistema de conectividad con dispositivos móviles más avanzado, aunque por el momento no dispone de Apple CarPlay y Android Auto. Puede estar asociado a un nuevo equipo de sonido con diez altavoces del especialista BOSE. Los altavoces están más cerca de los oídos de los pasajeros.

Mazda CX-5 2017. Imágenes del exterior.

Los sistemas de seguridad y asistencia han sido actualizados. El programador de velocidad activo ahora tiene función de detención y arranque automático. Esto quiere decir que el CX-5 puede por sí solo detenerse si el vehículo de enfrente se para debido, por ejemplo, a un semáforo y posteriormente reiniciar la marcha sin que el conductor tenga que pisar el acelerador cuando el vehículo que hay delante comience a moverse. Este sistema se puede utilizar en un rango de velocidades de entre 0 y 200 km/h.

El sistema de reconocimiento de señales de tráfico reconoce las señales de limitación de velocidad y las muestra al conductor a través del sistema de proyección de información (head-up display). De este último hay dos versiones, una que proyecta la información en una lámina de plástico y otra —novedad en Mazda— que la proyecta directamente en el parabrisas. Otros sistemas de seguridad que puede tener el CX-5 son la alerta de vehículos en el águlo muerto, la alerta por cambio involuntario de carril (con intervención en la dirección para corregir la trayectoria) y el asistente de frenada de emergencia (que detecta vehículo y peatones). 

Los faros pueden ser de ledes para cortas y largas. En cada faro hay 12 juegos de ledes que se encienden y se apagan independientemente con el fin de adaptar el haz de luz al tráfico frontal y evitar el deslumbramiento de otros conductores y, a su vez, dar la máxima iluminación posible. 

Calcule el seguro de este coche en 21 aseguradoras

Información generalImpresiones del interiorImpresiones de conducciónCambios en la informaciónImágenes Exteriores Arriba
Redacción (34) 91 724 05 70 - Publicidad (34) 91 005 21 04 - © copyright 1999-2017 Ruedas de Prensa S.L. - Contacto - Condiciones legales - Mapa web - Seguros
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies