Glosario | Tracción

Sistema por el cual todas las ruedas pueden transmitir la fuerza del motor. Se conoce también como «cuatro ruedas motrices» (en oposición a «dos ruedas motrices») o «4x4» (en oposición a «4x2»), números con los que se indica cuántas ruedas tiene el vehículo y cuántas de ellas son motrices.

Tracción total permanente. Es aquélla en la que las cuatro ruedas están engranadas continuamente a la transmisión. Un sistema de tracción total permanente implica un diferencial «central» (situado entre los ejes delantero y trasero), que a donde llega primeramente la fuerza del motor.

Este diferencial divide la fuerza del motor entre los ejes delantero y trasero (como un diferencial delantero lo hace entre las ruedas delanteras de cada lado), y permite girar independientemente a las ruedas de un eje con relación a las del otro.

Tracción total conectable. Es aquélla en la que la las ruedas de un eje no siempre están engranadas con las del otro Hay dos sistemas de tracción total conectable: manual o automático. Si es manual, un mando sirve para engranar el eje que lleva fuerza a las ruedas que no son motrices normalmente. Si es automático, hay distintos tipos de dispositivos que llevan a cabo esa operación, cuando las ruedas a las que llega la fuerza del motor pasan de un cierto nivel de deslizamiento.

Son sistemas de tracción total conectable los que tienen un acoplamiento viscoso central (el deslizamiento de un semieje arrastra al otro) o un embrague automático (un dispositivo que embraga las ruedas que no siempre son motrices a las que reciben la fuerza del motor).

Artículo técnico e imágenes sobre los distintos tipos de tracción total.

Comparador