Clasificación de los sistema de tracción total
Tracción total conectable manualmente
Tracción total conectable automáticamente
Tracción total permanente
Imágenes

  Más artículos
sobre transmisión
  Clasificación de los sistemas de tracción total según la unión entre los diferenciales
  Clasificación de las cajas de cambios
  seguros
calcular precios seguros
aseguradoras coche
comparativa de seguros
ranking seguros
informes seguros automovil
la letra pequea del seguro
calidad polizas de seguros
noticias seguros
Clasificaci�n de los sistemas de tracci�n total seg�n la uni�n entre los diferenciales 22-06-2007
  Juan Manuel Pichardo
En un automóvil, un sistema de tracción total (integral o 4x4) es aquel en el que los dos ejes pueden transmitir al suelo la fuerza del motor.

Los elementos comunes a todos los sistemas de tracción total son un diferencial en el eje delantero y uno en el trasero. La forma en la que estén conectados los diferenciales delantero y trasero determina de qué tipo de tracción total se trata. Según ese criterio, en km77.com dividimos los sistemas de tracción total en tres tipos:

— tracción total conectable manualmente
— tracción total conectable automáticamente
— tracción total permanente

Técnicamente ninguno de los sistemas es «mejor» que el otro, cada uno es más o menos adecuado para unos ciertos requerimientos. Ni siquiera cabe deducir del tipo de tracción total la capacidad para circular fuera de carretera. La capacidad de tracción depende de muchas variables, algunas no relacionadas con la transmisión (sino con los neumáticos o con la suspensión). Es un hecho que un coche con tracción total conectable y un buen sistema de bloqueos en las ruedas se desenvuelve mejor que un coche con tracción total permanente, sin bloqueos en las ruedas; por ejemplo, un BMW X3 (conectable) tiene más capacidad de tracción que un Suzuki Grand Vitara (permanente y sin bloqueos en algunas versiones).

Ahora bien, si de lo que se trata es de dar al coche la mejor capacidad de tracción posible sobre zonas agrestes, donde la presión de las ruedas sobre el suelo puede ser pequeña o nula, un sistema permanente con un buen sistema de bloqueos (manuales o automáticos) es la mejor solución. Igualmente, para transmitir una gran cantidad de fuerza sobre una superficie deslizante (por ejemplo, en los coches de rallies de categoría WRC), se utilizan sistemas permanentes.

Para entender las diferencias entre distintos tipos de tracción total es mejor no tener en cuenta la noción de «reparto de par», que es equívoca. En algunos sistemas hay efectivamente un reparto del par motor cuando el deslizamiento es el mismo en todas las ruedas. Ese reparto se confunde a menudo con lo que ocurre cuando hay diferencias de deslizamiento entre las ruedas.

Si el diferencial central es de deslizamiento limitado, sea simétrico o asimétrico, tiene una cierta relación de par. Este tipo de diferencial modifica el par que hacen las ruedas sobre el suelo, pero no un verdadero «reparto» en el sentido de que no distribuye la fuerza que hace cada rueda.

Hay quien proclama que su sistema de tracción puede hacer un «reparto de par 0/100 y 100/0», como referencia a que un solo eje puede hacer toda la fuerza que impulsa al coche. Eso puede ser cierto si el otro eje tiene una adherencia nula y —por tanto— no puede ejercer ningún par; entonces, necesariamente, todo el par que que haga el motor lo ejercerá el otro eje. Es una trivialidad que no dice nada acerca de la estructura o el funcionamiento del sistema de tracción.

Texto1 2 3 4 Imágenes Arriba

 

Redacción (34) 91 724 05 70 - Publicidad (34) 91 005 21 04 - © copyright 1999-2015 Ruedas de Prensa S.L. - Contacto - Condiciones legales - Mapa web - Seguros
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies