Glosario | RDE

Las siglas RDE vienen de Real Drive Emissions (o emisiones en conducción real, en español) y hacen alusión a una prueba de ámbito europeo que sirve para medir los óxidos de nitrógeno y las partículas que emiten los coches en condiciones de circulacion reales (se realizan por carreteras abiertas al tráfico, al contrario que el ciclo WLTP). Está en vigor desde septiembre de 2019 y aunque sus resultados no gravan impuesto alguno, sirven para aprobar o no la homologación final del vehículo.

Para los resultados obtenidos se proponen unos «Factores de Conformidad», que no son más que el márgen de permisividad que se le concede al vehículo para superar los valores de consumo presentados por la marca. Durante los dos primeros años de funcionamiento de la prueba RDE son de 2,1 (es decir, se permite que emita 2,1 veces más de lo establecido) y para el siguiente, de 1,5 (1,5 veces más).

Dichas pruebas se realizan con un sistema de medición de emisiones portátil (PMES, por sus siglas en inglés; Portable Emissions Measuremente System) que incluye un analizador de los gases de escape, un medidor de flujo de los mismos, una pequeña estación meteorológica, un receptor GPS y una conexión a internet.


Comparador