Glosario | WLTP

WLTP son las siglas de Worldwide harmonized Light-duty vehicles Test Procedure (o procedimiento armonizado de pruebas para vehículos ligeros a nivel mundial, en español), un ciclo de homologación de emisiones y consumos que sustituyó, en septiembre de 2018, al extinto NEDC.

Ha sido desarrollado por la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (CEPE o UNECE, en inglés) y actualmente está en vigor en todos los países miembros de la Unión Europea y en Reino Unido, Israel, Suiza, Turquía, India, Corea del Sur y Japón.


Frente al ciclo NEDC, el WLTP tiene pruebas más extensas y exigentes y además tiene en cuenta más factores, por lo que los valores resultantes son más próximos a los obtenidos en condiciones de circulación reales. No obstante, sigue siendo un ciclo realizado íntegramente en laboratorio bajo unas condiciones determinadas y en consecuencia, los resultados aún distan de ser completamente representativos.

Para obtener los valores de consumo y emisiones de dióxido de carbono se llevan a cabo cuatro pruebas de manera seguida, aunque con tomas de datos independientes para cada una de ellas. Se llaman Lento, Medio, Rápido y Muy Rápido y cada una de ellas pasa por distintas intensidades y fases —aceleración, deceleración y parada—. Estas son las características principales de cada una de ellas:

  • Lento: 3095 metros en 9 minutos y 50 segundos, con 3 paradas de 52 segundos cada una (en total suman 2:36). Suponen un 26,5% del total del ciclo de homologación y se realizan a un promedio de 18,9 km/h.
  • Medio: 4756 metros en 7:10 minutos, con una parada de 48 segundos. Se llega a alcanzar una vez los 76,6 km/h y la media es 39,8 km/h.
  • Rápido: 7158 metros en 7:40 minutos, con una parada de 29 segundos. Máxima velocidad 97,4 km/h y media 56,0 km/h.
  • Muy Rápido: 8254 metros en 5:20 minutos con una parada de 7 segundos. Picos de velocidad de 131,3, 125,0 y 100 km/h. Media de 92,9 km/h.

Además, para llevar a cabo dichas pruebas se tienen en cuenta una serie de factores que, o bien son distintos, o bien no se tenían en consideración en el ciclo NEDC. Son los siguientes:

  • Se realizan de manera individual con las variantes más pesada y más ligera de cada vehículo concreto (o las que tienen un mejor y peor factor de resistencia aerodinámica). Posteriormente, a los datos obtenidos se les aplica una fórmula correctora que sirve para determinar de manera precisa el efecto que causa el equipamiento sobre el consumo de cada versión (cuanto más equipamiento o peor factor de resistencia, más consumo y emisiones contaminantes).
  • La selección de las marchas en transmisiones manuales varía en función de las características de cada motor en concreto y de los desarrollos del cambio (un algoritmo determina el momento exacto en base al peso del coche o a la curva de potencia del motor). En las transmisiones automáticas se deja que la gestión electrónica elija la que crea conveniente.
  • La temperatura del laboratorio donde se llevan a cabo las pruebas es 23 grados y la del habitáculo del coche, de 14.
  • La distancia recorrida en el total de las pruebas es 23,26 km (frente a 11,07 del NEDC), se realizan a una velocidad media de 46,6 km/h (33,6 en NEDC), se invierten exactamente 30 minutos en completarlas (19:40 en NEDC) y durante las mismas se alcanza una velocidad máxima de 131 km/h (120 km/h en NEDC).
Comparador