Glosario | NEDC

Las siglas NEDC vienen de New European Driving Cycle (o nuevo ciclo de conducción europeo, en español), un ciclo de homologación de consumos y emisiones que estuvo en vigor entre enero de 1997 y septiembre de 2018.  Fue reemplazado por el ciclo WLTP.

El ciclo NEDC se lleva a cabo en laboratorio, sobre un banco de rodillos y bajo unas condiciones determinadas. Las pruebas se dividen en dos partes: cuatro ciclos de conducción ECE-15 (uno detrás de otro) y uno extra urbano (o EUDC, por sus siglas en inglés) que se realiza a continuación. Estas son las características de cada uno de ellos:

  • ECE-15 (repetido cuatro veces): simula una conducción urbana en hora punta y con varios atascos tras haber dejado el coche aparcado durante toda la noche (se inicia la prueba con el motor frío, por lo tanto). Consiste en un recorrido de casi un kilómetro (0,9941 km, para ser exactos) en el que se emplean 195 segundos (57 de ellos con el vehículo detenido) y se circula a una velocidad media de 18,35 km/h. La velocidad máxima alcanzada es de 50 km/h y la media de aceleración, de 0,599 m/s².
  • EUDC (Extra Urban Driving Cycle): simula una conducción fuera de ciudad y a una velocidad mucho más elevada que en el ciclo ECE-15. Se trata de un recorrido 6,95 km que se completa en 400 segundos (39 de ellos con el vehículo detenido) y a una velocidad media de 62,59 km/h. La velocidad máxima es de 120 km/h y la media de aceleración, de 0,833 m/s².

En total, las cinco pruebas que conforman el ciclo NEDC (cuatro ECE-15 y un EUDC) suman una distancia de 10,93 km que se realizan en 1180 segundos (267 de ellos con el vehículo detenido) y a una velocidad media de 33,35 km/h.

 

Adicionalmente, la normativa establece que dichas pruebas se tienen que realizar bajo una serie de condiciones perfectamente definidas.

  • La temperatura del laboratorio donde se lleva a cabo el ciclo debe ser de entre 20 y 25 grados (lo habitual es que sean 25 exactos).
  • Todos los sistemas eléctricos auxiliares que tienen incidencia en el consumo (compresor del aire acondicionado, ventilación o iluminación, por ejemplo) tienen que estar desconectados.
  • La selección de marchas en vehículos con caja de cambios manual es fija, con independencia de los desarrollos de la transmisión o de la potencia del motor. En vehículos con caja automática, la gestión electrónica de ésta es la que determina el momento exacto en que se realizan los cambios.
  • El vehículo tiene que tener al nivel máximo todos los fluidos necesarios para que el motor funcione correctamente, el depósito de la gasolina al 90% de su capacidad e incluir una rueda de repuesto o kit de reparación de pinchazos. Al peso resultante se le añaden 100 kilos.

 

Comparador