Glosario | Detonación

Hay dos tipos de combustión rápida, que se distinguen precisamente por la rapidez con que se producen. Si la combustión es rápida pero sucede a una velocidad menor que la del sonido, se dice que es una deflagración. Si se produce a una velocidad mayor que la del sonido, es una detonación.

En un motor de gasolina, la combustión normal es una deflagración. Hay un frente de llama que se inicia en la bujía y se propaga por la cámara a una velocidad menor que la del sonido. Ese frente de llama aumenta la presión delante de él a medida que se desplaza. Puede ocurrir que, si la presión llega a ser muy alta en algún punto de la cámara, la mezcla de aire y gasolina aún sin quemar produzca una detonación.

En tal caso, la energía que inicia la reacción de combustión no la produce ni el arco eléctrico de la bujía ni la llama que se va desplazando, sino el aumento de temperatura local que sigue al aumento de presión. Esa detonación provoca una combustión anormal que no mejora el rendimiento del motor y que, por su violencia, puede causar daños mecánicos graves en los pistones u otras partes de la cámara. Cuando existe detonación, se dice que el motor «pica» (o incluso «pica bielas», aunque las bielas no tienen nada que ver).

El sonido metálico característico de la detonación se produce porque la onda expansiva choca contra el pistón cuando aún está subiendo (durante la carrera de compresión). La detonación es una combustión anormal en un motor de gasolina, pero es la normal en un Diesel. Por eso el motor Diesel tiene ese sonido metálico semejante al de los motores de gasolina en los que hay detonación.

Las variables principales de las que depende la detonación son el índice de octano del combustible, el avance del encendido y la relación de compresión. Hay otros factores que influyen, como el diseño de la cámara.

Cuanto menor es el índice de octano, mayor es la posibilidad de detonación porque el combustible necesita menos calor para inflamarse.

Cuanto mayor es el avance del encendido, mayor es la posibilidad de detonación porque aumenta la presión en la cámara antes de que el pistón llegue al punto muerto superior.

Cuanto mayor es la relación de compresión, mayor es la posibilidad de detonación porque la presión en la cámara aumenta con relación a un motor de menor relación de compresión.

La detonación no es el mismo fenómeno que el autoencendido.

Comparador