Comparador
Comparar
BUSCADOR DE COCHES | Precios, datos, equipamiento, informaciones y fotos
¿Qué desea buscar?
Disponibilidad
Búsqueda sencilla
Carrocería
Búsqueda avanzada

Toyota Mirai 4 puertas (2015) | Información general

El Toyota Mirai es un vehículo eléctrico en el que la electricidad se obtiene de una pila de combustible de hidrógeno. Por el momento, no está prevista su comercialización en España, principalmente, por falta de una infraestructura de abastecimiento de hidrógeno (en España sólo hay cinco «hidrogeneras»: una en Zaragoza, Huesca y Albacete, y dos en Sevilla). En Alemania sí está a la venta (por 66 000 euros más impuestos), así como en Dinamarca, Reino Unido, Estados Unidos y Japón.

La carrocería tiene cuatro puertas y el habitáculo cuatro plazas. Las dimensiones exteriores son 4,89 metros de longitud, 1,82 m de anchura y 1,54 m de altura. La longitud es prácticamente idéntica a la de un Mercedes-Benz Clase E (4,88 m), pero el Mirai es 3,9 cm más estrecho y 6,1 cm más alto. La masa del Mirai es 1850 kilogramos (incluido el conductor y los fluidos necesarios para el funcionamiento del vehículo), igual que la de un Clase E 300 BlueTEC HYBRID. A pesar de sus dimensiones, el Mirai no tiene un habitáculo ni un maletero (361 litros) particularmente amplios. Más información en las impresiones del interior.

El Mirai rueda con gran suavidad y silencio, como es habitual en los coches eléctricos. Tiene un buen aislamiento acústico y una suspensión confortable. El sistema de propulsión mueve con agilidad al Mirai (0 a 100 km/h en 9,6 segundos) y le permite alcanzar una velocidad máxima de 178 km/h (ficha técnica). La tracción es en las ruedas delanteras. Más información en las impresiones de conducción.

Foto de - toyota mirai 2015

El sistema propulsor del Mirai lo componen, a grandes rasgos, los siguientes elementos: un motor eléctrico, una pila de combustible, dos depósitos de hidrógeno y una batería (radiografía del Mirai).

El motor eléctrico está colocado por delante del eje delantero y da una potencia máxima de 154 CV. La electricidad que lo alimenta proviene principalmente de la pila de hidrógeno, que está ubicada bajo los asientos delanteros. La pila de hidrógeno es un dispositivo que hace reaccionar el hidrógeno con el oxígeno y que como resultado genera agua y electricidad. El oxígeno se obtiene del aire y el hidrógeno de dos depósitos, colocado uno bajo los asientos traseros y otro por detrás de ellos (a la altura del eje trasero). En total, pueden almacenar «aproximadamente» 5,0 kilogramos de hidrógeno a 700 bar de presión. De acuerdo con el ciclo de homologación NEDC, el Mirai consume una media de 0,76 kilogramos de hidrógeno por cada 100 km y tiene una autonomía de 550 kilómetros. Llenar los depósitos de hidrógeno en una hidrogenera lleva entre 3 y 5 minutos.

La densidad energética de la pila es 3,1 kW/l (o 2,0 kW/kg), que es exactamente la misma que Honda logra en el prototipo FCV Concept. También coincide la presión a la que se almacena el hidrógeno en los depósitos, 700 bar. Con una presión mayor se puede introducir más hidrógeno en los depósitos, sin embargo, el coste energético extra y los refuerzos materiales necesarios no quedan compensados con el incremento de almacenamiento. Por otro lado, 700 bar es la presión de llenado que se ha acordado tomar como estándar en Europa, Estados Unidos y Japón.

La batería es de tipo NiMH (níquel e hidruro metálico) y tiene una capacidad de 1,6 kWh (no es la del Toyota Prius, sino la del Toyota Camry Hybrid, un modelo que no se comercializa en Europa). Cumple dos funciones: la primera es almacenar la electricidad generada en las fases de deceleración y por la pila; la segunda es alimentar al motor eléctrico para mover el Mirai (sea en solitario o sumando su fuerza a la de la pila). Da una autonomía de unos dos kilómetros, más o menos como la del Mercedes Clase B F-CELL, que es de 1,4 kWh.

En la sección de información técnica hay más información de estos elementos.

Foto de - toyota mirai 2015

De los elementos de equipamiento que cita Toyota no hay ninguno novedoso. El Mirai tiene programador de velocidad activo, airbag de rodilla para el conductor, alerta por presencia de vehículos en el ángulo muerto de los retrovisores, advertencia por cambio involuntario de carril, faros de ledes con cambio automático entre cortas y largas, sensores de ayuda al aparcamiento y cámara de visión trasera. Las llantas son de aleación y miden 17 pulgadas de diámetro. Los neumáticos de las unidades probadas eran unos Michelin Primacy 3 en medidas 215/55 (no son unos neumáticos de «baja resistencia a la rodadura»). 

Actualmente no hay ningún turismo con pila de hidrógeno a la venta en España, si bien en 2011 Honda comercializó bajo la fórmula de leasing uno llamado FCX Clarity, del que se distribuyeron diez unidades en Europa. A día de hoy, el coche eléctrico —sin importar de dónde viene la energía— más parecido por tamaño y precio es el Tesla Model S 85 kWh (mide 4,97 metros de longitud y cuesta 75 952 euros). El Model S tiene 5 plazas y un maletero notablemente más amplio (745 litros). Además, es más rápido (0 a 100 km/h en 5,6 segundos) y su autonomía no es mucho más baja (502 km). Su desventaja es que la recarga de la batería necesita más tiempo que el llenado del depósito de hidrógeno (un mínimo de 30 minutos para alcanzar el 80 % de capacidad de la batería).

Mirai es una palabra japonesa que significa futuro. Prius, que es una palabra del latín, significa antes. Entre ambos coches hay una diferencia importante: el Prius no necesitaba de la implantación de una red de suministro específico mientras que el éxito del Mirai depende principalmente de una red de distribución de hidrógeno, inexistente en muchos países europeos, entre ellos España como hemos comentado al principio.

Toyota da una garantía de 5 años o 100 000 kilómetros para todos los elementos relacionados con el sistema de hidrógeno y de 3 años o 100 000 kilómetros para el resto de componentes.

Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. | Más información