Glosario | Válvula de descarga

En inglés se denomina "waste-gate", y es una válvula que controla la presión de los gases que inciden en la turbina del turbocompresor, de forma que no se produzca una sobrepresión que pueda dañar el motor. La regulación de esta válvula permite determinar la presión máxima de soplado del turbo, ya que si esta presión se supera la válvula se abre y deja escapar los gases. Lo normal es utilizar presiones entre 0,7 y 0,9 bares (presión que hay que sumar a la presión atmosférica en los cilindros), aunque últimamente se utilizan mucho los turbos de bajo soplado, en los que no se buscan incrementos muy grandes de potencia, sino mejor respuesta a medio régimen para conseguir una relación más favorable entre prestaciones y consumo. En estos casos, la presión de soplado se sitúa entre 0,2 y 0,5 bares.

Comparador