Glosario | Turbocompresor de doble entrada (twin scroll)

El objeto de un turbocompresor de doble entrada es aprovechar mejor la presión de los gases de escape para impulsar la turbina.

En un colector de escape en el que están comunicados todos los cilindros, hay pérdidas de presión provocadas por el hecho de que una parte de los gases de escape es reaspirada por el motor. En mayor o menor medida, puede haber un retraso en el cierre de las válvulas de escape: permanecen abiertas cuando comienza la carrera de admisión. En ese caso, parte del gas de escape vuelve a entrar en el motor por las válvulas de escape.

Con el turbocompresor de doble entrada, lo que se consigue es separar al cilindro que suministra la presión en el colector en un momento determinado (el que está en la carrera de escape) del que puede provocar una reaspiración del gas de escape y, con ello, una reducción de la presión (el que está en la carrera de admisión).

En el caso de un motor de cuatro cilindros, el colector de escape tiene salidas separadas para los cilindros 1 y 4, por una parte, y para los cilindros 2 y 3 por otra. De esta manera, no ocurre nunca que las válvulas de escape de dos cilindros que comparten el canal en el colector de escape están abiertas simultáneamente. Cuando uno de los cilindros hace la carretera de escape, su pareja hace la de compresión.

El turbocompresor de doble entrada sólo es necesario cuando efectivamente puede haber una reaspiración de gases de escape, como ocurre generalmente en motores de gasolina de cuatro cilindros.

Comparador