Glosario | Rozamiento

Es la fuerza que se opone al movimiento de un cuerpo producto de la rugosidad de los materiales que se encuentran en contacto. El rozamiento se opone al movimiento transformando parte de la energía mecánica en calor (energía térmica). Por ejemplo, gracias al rozamiento, los neumáticos pueden transmitir la potencia del motor al suelo, y hacer que el coche avance. Asimismo, los frenos pueden detener un vehículo. En ambos casos, se está convirtiendo una energía en calor. En el interior de un motor, el rozamiento entre las partes móviles debe ser mínimo, pues cuanto mayores sean las pérdidas por calor, peor será el rendimiento. Esta es la razón de ser de la lubricación: reducir al máximo el rozamiento.

Comparador