Glosario | Iluminación adaptativa

Sistema que permite una mejor adaptación de la zona iluminada por los faros del vehículo a las necesidades del conductor.

Desde 2006, la Comisión Europea ha permitido el uso de sistemas que controlan dinámicamente la anchura y profundidad del haz de luz. Esto permite disponer de sistemas de iluminación que se adaptan mejor a las circunstancias puntuales de circulación (iluminación ancha y corta en ciudad y estrecha y larga en autopistas, por ejemplo).

El sistema más sencillo es el alumbrado lateral, que utiliza unos proyectores fijos (normalmente los de los faros antiniebla) para iluminar las zonas laterales próximas al coche. Son útiles en maniobras y cuando se circula a velocidad baja.

El alumbrado en curva utiliza unos proyectores o reflectores que pueden girar dentro del faro en el plano horizontal (en el plano vertical también pueden hacerlo, para ajustar el alcance). Un sistema electrónico acciona ese giro en función de ciertos parámetros (como la velocidad y la posición del volante), para que los faros iluminen la zona por la que se va a circular, aunque se esté tomando una curva.

Los sistemas más sofisticados pueden ajustar el haz de luz en anchura, longitud y distribución de intensidad. Utilizan estos ajustes en cada faro de manera independiente, para iluminar la carretera de la manera que más convenga. Por ejemplo, además de iluminar anticipadamente en las curvas y las maniobras son capaces de bajar el haz de luz del faro izquierdo para no deslumbrar a un coche que circule en sentido contrario, mientras mantienen el haz del faro derecho para perder menos capacidad de iluminación. También cuentan con sistema de cambio automático de luces y con funciones de iluminación con lluvia o niebla. Para decidir los ajustes de los faros estos sistemas se basan en numerosos parámetros, como la velocidad del coche, el ángulo de giro del volante y el ángulo de guiñada. Dos ejemplos de este tipo de sistemas son los llamados ILS «Intelligent Light System» de Mercedes-Benz y AFL «Advance Forward Lighting» de Opel.

Algunos precedentes de los sistemas de iluminación adaptativos son el Tucker Torpedo de 1948 y el Citroën DS de 1955. Desde entonces y hasta 2002, una normativa europea prohibía los sistemas de iluminación adaptativa.

Actualmente ya hay sistemas de iluminación adaptativa predictivos, como el del Audi A8 modelo 2010: en combinación con el sistema GPS, este sistema determina cuándo se va a abordar un viraje y el ángulo del mismo, adecuando la iluminación a tales circunstancias incluso antes de que el conductor gire el volante. Más información sobre este sistema.

Comparador