Glosario | Desmultiplicación de la dirección

Relación entre el giro del volante y el cambio de dirección de las ruedas.

Está determinada por dos parámetros: uno, las relación entre los engranajes del mecanismo de la dirección (bien piñón y cremallera, o bien un tornillo sin fin y un rodillo); otro, la relación de palanca en los elementos que comunican este mecanismo con las ruedas. Cuando se da una relación de desmultiplicación (por ejemplo, 12 a 1), lo que se cita es lo primero, es decir, la relación de los engranajes.

A igualdad de todos los demás factores, cuanto mayor es la desmultiplicación de la dirección, tanto menor es el esfuerzo que se requiere para moverla. Los inconvenientes de una dirección con mayor desmultiplicación son, primero, que requiere más movimiento para conseguir el mismo efecto. Segundo, que disminuye el efecto que tienen en el volante los esfuerzos a los que están sometidas las ruedas; por tanto, con una dirección muy desmultiplicada es más difícil notar las reacciones del coche.

Comparador