Glosario | Cambio automático de luces

El cambio automático de luces es un sistema con el que el coche circula con las luces largas siempre que es posible y cambia a cortas cuando es necesario para no deslumbrar a otros conductores. El beneficio de este sistema es, por una parte, evitar deslumbramientos y, por otra, aumentar el periodo en el que los coches circulan con las luces largas. Según un estudio llevado a cabo en Estados Unidos por encargo del Ministerio de Defensa, las luces largas sólo se utilizan en un 25 por ciento de los casos en los que sería posible hacerlo.

Consta de un sensor —normalmente de imagen— situado en la parte frontal del vehículo (generalmente, en el pie del espejo retrovisor interior), un procesador capaz de determinar la existencia de otro vehículo o de una fuente de luz en función de la información proporcionada por el sensor y de una centralita de control capaz de tomar decisiones acerca de cuándo es posible circular con la iluminación de carretera activada. Esta centralita es la encargada de activar el cambio de tipo de alumbrado (de carretera a cruce y viceversa).

El funcionamiento del sistema es relativamente sencillo: con la posición «auto» de iluminación seleccionada y la palanca de iluminación desplazada a la posición de luces largas, se activan estas de forma continuada, siempre y cuando no se dé uno de los casos siguientes:

  • Circulación de otros vehículos a menos de cierta distancia, ya sea en el mismo sentido o en sentido contrario
  • Casos de iluminación suficiente (poblaciones)
  • Circulación a baja velocidad.

En cualquiera de estos casos, se realiza el cambio a luz de cruce de forma automática, volviendo a la posición de carrtera en cuanto es posible, maximizando así la visibilidad del conductor.

Este sistema puede reconocer a otro vehículo acercándose hasta a 1.000 metros de distancia. No es capaz de reconocer objetos no iluminados, como pueden ser ciclistas o peatones, por lo que el conductor debe hacerse cargo de esas situaciones.

El primer fabricante en ofrecer el sistema en la era moderna ha sido Cadillac, en su STS. BMW fue el pionero en el mercado Europeo, en sus Serie 5, 6 y 7 del año 2005.

Comparador