Glosario | Amortiguador

Cuando un coche pasa por un bache, los resortes almacenan la energía absorbida en el proceso, y la "devuelven" aproximadamente con su mismo valor. La función del amortiguador es controlar esas oscilaciones transformando la energía que almacena el resorte en calor. Si no existieran los amortiguadores, la carrocería del vehículo oscilaría continuamente. El principio de funcionamiento del amortiguador es sencillo: un pistón unido a la rueda a través de un vástago desliza en el interior de un cilindro unido a la carrocería y lleno de un fluido (aceite o gas). Una serie de orificios calibrados en el pistón permiten el paso del aceite entre las dos partes en que queda dividido el cilindro, frenando así las oscilaciones de la carrocería.

Comparador
Comparar