Comparador
Comparar
BUSCADOR DE COCHES | Precios, datos, equipamiento, informaciones y fotos
¿Qué desea buscar?
Disponibilidad
Búsqueda sencilla
Carrocería
Búsqueda avanzada

Mercedes-Benz Clase E Coupé (2017) | Información general

El Clase E Coupé 2017 es un modelo completamente nuevo con el que Mercedes-Benz sustituye al Clase E Coupé 2013. Su carrocería es más larga, ancha y alta, su distancia entre ejes mayor (ficha técnica comparativa) y su equipamiento, más abundante. También existe una variante descapotable (información del Clase E Cabriolet 2018).

El precio de la versión básica del Clase E Coupé, que tiene un motor Diesel de 194 caballos, es 53 700 euros. Todos los precios del Clase E Coupé 2017.

Que haya crecido en todas las cotas ha servido para alejarlo del Clase C Coupé, dado que entre éste y el anterior Clase E Coupé solo había dos centímetros de diferencia en la longitud. Ahora, el Clase E Coupé 2017 es 14 cm más largo (ficha técnica comparativa de los tres) y casi 12 000 € más costoso (tomando como referencia las versiones Diesel 220 d).

Lo hemos conducido con los tres motores disponibles en el lanzamiento y con los tres tipos de suspensión que puede tener (aunque una de ellas no es posible pedirla en España), y en todos los casos es un coche cómodo, más cómodo que deportivo. En él se viaja aislado del exterior y sus reacciones son las de un coche grande que no brilla por su agilidad pero que tampoco es torpe. Esto no me parece un defecto sino una característica que puede ser un inconveniente o una virtud en función de lo que se busque.

Foto de - mercedes clase-e 2017

La gama inicial del Clase E Coupé está compuesta por una versión Diesel de tracción trasera (220 d Coupé) con un motor de cuatro cilindros, 2,0 litros de cilindrada y 194 caballos; y dos versiones de gasolina. El menos potente tiene tracción trasera, un motor de cuatro cilindros, 2,0 litros de cilindrada y 245 CV (300 Coupé); el de mayor potencia, es de seis cilindros, 3,0 litros de cilindrada y 333 CV (versión 400 4MATIC Coupé). Este último es, por el momento, el único que puede ir asociado a un sistema de tracción a las cuatro ruedas (4MATIC). Todos tienen sobrealimentación mediante turbocompresor (dos en el de seis cilindros). En septiembre llegará la versión Diesel de seis cilindros y 256 CV (350 d Coupé) y no sabemos cuándo lo harán las versiones AMG. 

En todos los casos, la transmisión es automática de nueve relaciones (9G-TRONIC) aunque, más adelante, el 220 d podrá adquirirse con un cambio manual. El cambio automático varía su funcionamiento según el programa de conducción seleccionado (hay cuatro, más uno personalizable); en cualquiera de ellos hace la selección con suavidad. Lo que «mata» la suavidad es la respuesta del pedal del acelerador en los modos deportivos, que suele ser brusca si no se tiene el tiento necesario con el pie derecho.

De estos tres motores, por ahora, solo podemos contar poco más que obviedades porque los hemos probado pocos kilómetros: la ventaja del Diesel frente a los de gasolina es clara, su consumo homologado es mucho menor (ficha comparativa), pero vibra más y es más ruidoso. También es menos potente, aunque 194 CV son suficientes para conducir con agilidad por cualquier tipo de carretera. Los de gasolina son más refinados, aunque es algo que no siempre es fácil de apreciar dado lo bien aislado que está el habitáculo. 

Foto de - mercedes clase-e 2017

Hay dos niveles de equipamiento disponibles. El básico —Avantgarde— y otro que da un aspecto más deportivo —AMG Line—. En el paquete AMG Line está incluido un kit de carrocería con parachoques, parrilla y taloneras específicos, llantas AMG de mayor diámetro y discos de freno delanteros perforados. Además, las combinaciones de tapicerías, el diseño de los asientos y el volante y el aspecto de las molduras es diferente. Opcionalmente se puede añadir el paquete «Night» con detalles en color negro brillante y ventanillas oscurecidas.

El equipamiento opcional es muy abundante, tanto por los elementos de confort y decorativos (algunos de los cuales hablamos en el apartado Impresiones del interior y que se pueden ver en el configurador de Mercedes-Benz), como por los asistentes a la conducción. También hay elementos simplemente llamativos, como el encendido secuencial de los pilotos —al abrir el coche, se encienden desde el centro del coche hacia los extremos; al cerrarlo, desde los extremos hacia el centro—, el sistema de iluminación interior ambiental con 64 colores, el ambientador colocado en la guantera y que está conectado al sistema de climatización, y la apertura y cierre del coche con el móvil (mediante tecnología NFC).

El sistema de seguridad y asistencia a la conducción más destacable es el llamado DRIVE PILOT. Bajo este nombre, Mercedes-Benz agrupa un conjunto de sistemas compuesto por el programador de velocidad activo con función de detención y reanudación automática de la marcha durante los atascos, el mantenimiento en el carril (con o sin líneas en la calzada) y el cambio de carril automático (al activar el intermitente, pasa automáticamente al carril indicado si no hay otro vehículo). También hay un asistente de aparcamiento remoto (se puede aparcar y desaparcar el coche a través de una aplicación en un dispositivo móvil) o faros de ledes con iluminación adaptativa. En este apartado de la prueba del Clase E berlina hay información de alguno de estos elementos.

Otros elementos de equipamiento son la cámara trasera (de serie); un techo de cristal abrible (2040 €); los limpiaparabrisas MAGIC VISION (sale el agua desde la escobilla, que está calefactada, hacía el lado del barrido; imagen) o dos pantallas de 12,3" en el salpicadero (la del cuadro de instrumentos cuesta 1111 € y, para tenerla, es obligatorio adquirir el sistema multimeda COMMAND Online, suelto o en un paquete, por lo que disponer de ambas pantallas supone un desembolso de más de 3500 €); o tres equipos de sonido, el más costoso (de la casa Burmester) tiene 23 altavoces, cuatro de ellos en el techo.

Foto de - mercedes clase-e 2017

De las tres suspensiones posibles, una no está disponible en España, la denominada «DYNAMIC BODY CONTROL», que tiene amortiguadores de dureza variable controlados electrónicamente. Por tanto, en nuestro país el Clase E Coupé puede tener la suspensión de serie —llamada «AGILITY CONTROL»— que baja el coche 15 mm respecto a la del Clase E berlina; y la opcional con muelles neumáticos («AIR BODY CONTROL»; unos 2700 €), que permite modificar la altura de la carrocería y la rigidez de la suspensión a través del selector de modos de conducción. Todas son cómodas, hasta el punto que incluso con los ajustes más deportivos posibles, el Clase E Coupé me sigue pareciendo un coche cómodo.

Con 4,82 metros de longitud, las alternativas al Clase E Coupé son pocas —el Ford Mustang, el BMW Serie 6 Coupé, el Maserati Gran Turismo y el Bentley Continental GT— y la diferencia de precio entre ellas, mucha. En este listado de cupés de 4,75 a 4,95 metros de longitud aparecen ordenadas por precio.

Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. | Más información