Audi A8 2018

Última actualización: 11-07-2017

Esta es la cuarta generación del Audi A8. Está construido sobre una nueva plataforma y estrena elementos de equipamiento relacionados con el confort, la iluminación y la conducción autónoma —es el primer coche en alcanzar un nivel 3—. Llegará a los concesionarios en octubre desde 97 500 euros con motor Diesel de 286 CV.

Como en las generaciones anteriores habrá dos carrocerías de distinta longitud, 5,17 m la más corta y 5,30 m la más larga (en ambos casos, 37 mm mayores que en el A8 2014).

Uno de los aspectos técnicos más relevantes es la incorporación de una red eléctrica de 48 V, que se emplea para lograr una hibridación ligera en toda la gama de motores y para suministrar corriente a una nueva suspensión. Esta red se convierte en la principal y deja a la de 12 V como secundaria (en el Audi SQ7, la de 48 V se considera secundaria al obtenerse con un transformador que eleva de voltaje la de 12 V).

La gama de motores está compuesta inicialmente por dos de seis cilindros —versiones 3.0 TDI de 286 CV y 3.0 TFSI de 340 CV—. Posteriormente, los habrá de ocho —versiones 4.0 TDI de 435 CV y 4.0 TFSI de 460 CV— y de doce —W12 de 585 CV—.  Todos los señalados tienen sobrealimentación.

Audi A8 2018 - Imagen exterior

También habrá una versión híbrida enchufable —A8 L e-tron de 449 CV, solo con la carrocería larga—. El término «enchufable» se queda corto puesto que la batería también podrá cargarse sin cables, mediante inducción magnética (como lo hacen los cepillos de dientes eléctricos), para lo que es necesario colocar una plataforma bajo el coche que suministra Audi en opción. La autonomía usando solo electricidad es de 50 km (según el consumo homologado).

Todas las versiones tendrán de serie una suspensión de muelles neumáticos —con cuatro alturas posibles—, amortiguadores con firmeza variable y tracción total. Esta configuración básica puede modificarse con un sistema de dirección a las ruedas traseras o un diferencial trasero activo.  

La suspensión se puede mejorar al adquirir la llamada «suspensión activa Audi AI»— (opcional en el V6 TFSI y los dos V8; de serie en el W12), que es capaz de leer el estado del asfalto y anticipar su respuesta para ser más confortable. Esto es algo que ya emplea Mercedes-Benz en su Clase S. La diferencia está en que Audi utiliza cuatro motores eléctricos alimentados por la red de 48 V, uno por rueda, para actuar sobre cada brazo de la suspensión. Estos motores también se emplean para reducir el balanceo y cabeceo de la carrocería, y para elevar un lado del coche 8 centímetros (en medio segundo) en caso de que vaya a recibir un impacto lateral a más de 25 km/h (imagen).

Audi A8 2018 - Imagen del salpicadero

Entre los sistemas de ayuda a la conducción sobresale el asistente en atascos (llegará durante 2018). Audi ya tiene un asistente de este tipo en varios modelos. Lo novedoso es que ahora ya no es un nivel 2 si no un nivel 3 (hay seis que categorizan la capacidad de conducción autónoma, del cero al cinco). Esto significa que el conductor puede desatender los mandos del coche y dedicarse a otra actividad mientras; tan solo debe estar atento a las señales emitidas por el coche para que retome la conducción. Pero, para que sea posible utilizarlo antes deben cambiar las leyes, dado que actualmente en España no está permitido soltar el volante (y es ilegal realizar actividades como leer, ver la televisión o utilizar el móvil).

También será posible aparcar el coche en una plaza automáticamente (disponible en 2018), bien sentado desde el interior o bien desde fuera haciendo uso del teléfono móvil. Este elemento, el móvil (con sistema operativo Android), servirá de llave (como en el Mercedes-Benz Clase E): el propietario, además, podrá autorizar hasta otros cuatro teléfonos y dispondrá de una tarjeta para que se pueda utilizar en casos como el uso del coche por un aparcacoches o un taller. La comunicación entre el coche y el móvil se hace vía NFC (siglas de Near Field Communication) aproximándolo a la manilla de la puerta y, según Audi, funciona incluso sin carga en la batería en algunos móviles.

Audi A8 2018 - Imagen exterior-posterior

Las puertas tienen un sistema que las desbloquea eléctricamente. Basta con tirar unos milímetros del asidero exterior o interior, con muy poca fuerza. El mecanismo de apertura y cierre eléctrico del maletero es opcional.

En el salpicadero hay tres pantallas. Una es el cuadro de instrumentos, en otra se muestra la información del navegador y del equipo de sonido, y la restante se usa para ajustar la climatización, además de mostrarse el acceso directo a distintas funciones programadas por el conductor; también sirve como superficie de escritura (la he probado muy poco pero reconocía perfectamente los caracteres) y teclado en función de lo que se esté visualizando en la pantalla superior. Con este sistema Audi prescinde del ya tradicional mando rotatorio del MMI. Opcionalmente se puede disponer de un sistema de información proyectada sobre el parabrisas.

Hay distintos tipos de asientos delanteros. Los mejores tienen calefacción, ventilación y función de masaje realizado por 16 cámaras neumáticas, que permiten a su ocupante elegir entre siete programas y tres intensidades. La configuración de serie en la zona trasera es de tres plazas, que también pueden tener (los de los laterales) las funciones de confort de los delanteros y ajustes para la posición de la banqueta y el respaldo. Entre las opciones hay un espacio refrigerado.

Audi A8 2018 - Plazas posteriores

Para la versión de carrocería larga existe la posibilidad de reemplazar la banqueta de tres plazas por dos asientos individuales, separados por una consola, y, adicionalmente, un asiento especial para la plaza trasera derecha; en este caso, el pasajero puede reclinarse y apoyar los pies sobre una pieza que hay en el respaldo delantero, que está calefactada y da masajes (los hay de dos tipos, tres niveles de intensidad y tres tamaños de pies). Este asiento forma parte de un paquete de equipamiento en el que también están incluidos unos reposacebezas, ajustables mediante un botón, más confortables, las funciones de ventilación y masaje, dos mesitas plegables, el climatizador de cuatro zonas, el sistema de entretenimiento en estas plazas (dos tabletas de 10,1 pulgadas) y una tableta más pequeña (de 5,7”) para manejar el navegador, el sistema multimedia, la iluminación o los asientos.

La iluminación también forma parte destacada de la información que ha proporcionado Audi. El A8 puede tener tres sistemas de alumbrado: Led, matricial de ledes y el llamado HD Martrix Led, en el que combina el sistema de alumbrado led matricial con la luz láser de largo alcance (hasta 750 m). Con este sistema, en los pilotos usa tecnología de led orgánicos (OLED), que da una luz más uniforme y permite mayor libertad en el diseño.

El A8 puede transmitir información a otros modelos de Audi, por ejemplo sobre los límites de velocidad, las condiciones climáticas o la presencia de un accidente.

Calcule el seguro de este coche en 21 aseguradoras
Información generalAsistentes de conducción y elementos de equipamientoMotores y transmisiónChasis y suspensiónCambios en la informaciónImágenes Exteriores Arriba
Redacción (34) 91 724 05 70 - Publicidad (34) 91 005 21 04 - © copyright 1999-2017 Ruedas de Prensa S.L. - Contacto - Condiciones legales - Mapa web - Seguros
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies