Comparador
Comparar
BUSCADOR DE COCHES | Precios, datos, equipamiento, informaciones y fotos
¿Qué desea buscar?
Disponibilidad
Búsqueda sencilla
Carrocería
Búsqueda avanzada

Opel Meriva (2003) | Mucha versatilidad, con algo de esfuerzo

El Meriva tiene cinco plazas individuales distribuidas en dos filas de asientos, pero es posible abatir las tres traseras e incluso la del acompañante del conductor.

Como cinco plazas es suficientemente amplio atrás para dos personas, pero no hay mucha anchura entre hombros para tres (137 cm). Si hace falta ocupar la plaza central, va mejor una persona mayor que no sea muy grande que un niño, si la silla que lleva es voluminosa.

El espacio para las piernas es justo si el asiento está completamente desplazado hacia delante, pero amplio si lo está en el máximo trasero. Además, se puede colocar el respaldo en tres inclinaciones (17, 23 ó 29 grados).

El asiento central se puede abatir, para que quede como cuatro plazas. Al hacerlo, existe la posibilidad de dejar los dos asientos laterales donde están, o bien acercarlos entre sí 15 cm y alejarlos de las puertas (más seguro en caso de choque lateral). Al abatir el asiento central queda una caja para guardar objetos entre las dos plazas laterales (imagen).

Si se prescinde del asiento central y se acercan los laterales traseros, entonces se puede desplazar la banqueta más hacia atrás y ganar espacio para las piernas. En estas condiciones, el espacio para las piernas es 80 cm, más que la mayoría de las berlinas grandes. Debe ser una posición muy cómoda para viajar con los pasajeros traseros, si no hace falta mucho maletero.

Se puede abatir el respaldo de cualquiera de los dos asientos laterales independientemente, pero siempre que se abata también el central. De esta manera el Meriva queda como un tres plazas con capacidad para llevar objetos muy largos (hasta 1,7 metros). En las versiones «Enjoy», el respaldo del asiento del copitoto se puede abatir hacia delante. En estas circunstancias la longitud máxima interior que se puede obtener es 2,5 metros.

Si se pliegan los respaldos traseros, el fondo del maletero queda casi plano, con un pequeño escalón en medio en la intersección de maletero y asientos; hay unas planchas plegables para salvar el hueco que queda. Para que así sea, está previsto un mecanismo que baja las banquetas traseras (independientemente). Además, se puede plegar el respaldo del asiento delantero derecho, lo que da una longitud de carga prácticamente igual a la longitud interior.

Los mecanismos para hacer todas estas operaciones no son difíciles de aprender, pero a veces hay que hacer un poco de esfuerzo para manejarlos. Para mover las banquetas traseras longitudinal o transversalmente es mejor sentarse y tomar impulso con el cuerpo; moverla a fuerza de brazos no es siempre fácil. Para bajar las banquetas cuando los asientos están plegados también hay que ayudarse con el cuerpo, porque hay que hacer fuerza contra un muelle. A algunas personas les puede parecer que está duro.

Debajo del piso del maletero hay huecos de distinto tamaño, en total 60 litros. En los laterales del maletero hay huecos porta objetos con red.

Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. | Más información