Comparador
Comparar
BUSCADOR DE COCHES | Precios, datos, equipamiento, informaciones y fotos
¿Qué desea buscar?
Disponibilidad
Búsqueda sencilla
Carrocería
Búsqueda avanzada

BMW M4 GTS (2016) | Información general

El BMW M4 GTS es una versión del M4 Coupé pensada para ser usada en carretera y circuito. Tiene cambios en el motor, el chasis y estéticos. Además cuenta con sólo dos plazas, dado que no hay asientos traseros y se ofrece la posibilidad de instalar unas barras de protección en el habitáculo con anclajes para unos arneses de seis puntos (imagen; barras y arneses forman parte de una opción llamada kit Clubsport). 

Está a la venta por 166 900 euros, casi el doble de lo que cuesta un M4 Coupé normal (ficha comparativa). También es más caro que la mayoría de rivales de potencia parecida, como se puede observar en este listado comparativo, aunque muchos de ellos carecen de los elementos técnicos destinados a un uso intensivo en circuito con los que cuenta el M4 GTS. Además, la producción de este modelo está limitada a 700 unidades en todo el mundo.

El motor es una variante del que tiene el M4 normal con cambios para que dé 500 CV de potencia máxima a 6250 rpm (el límite de giro es 7600 rpm). Como además la versión GTS es 27 kg menos pesada, la relación entre peso y potencia es más favorable: 3,17 kg/CV frente a 3,74. Esto le permite ser tres décimas de segundo más rápido acelerando hasta 100 km/h desde parado (3,8 y 4,1 s, respectivamente). El consumo medio homologado es el mismo (8,3 l/100 km). Ficha técnica comparativa del M4 y el M4 GTS.

El motor es de seis cilindros dispuestos en línea, 3,0 litros de cilindrada, dos turbocompresores, distribución variable en fase (doble VANOS) y de alzada (VALVETRONIC; información técnica) y un sistema de inyección de agua, una solución que no es novedosa (por ejemplo, el Saab 99 Turbo S del año 1978, y no fue el primero, la tenía) pero cuya utilización ha sido anecdótica en la industria del automóvil.

Foto de - bmw serie-4 2013

El agua se inyecta en el colector de admisión pulverizada y, al evaporarse, enfría el aire (la temperatura disminuye 25 ºC). Al reducirse la temperatura de la mezcla de aire y gasolina que entra en el cilindro, se consigue poder introducir más gasolina y, por tanto, obtener más potencia. El motivo es doble: enfriar la mezcla disminuye la tendencia a la autodetonación y se posibilita que el turbocompresor trabaje a mayor presión; y aumenta la densidad del aire, por lo que ocupa menos volumen y cabe más. BMW cita como otra ventaja de la inyección de agua la disminución del estrés térmico en los componentes del motor y, por tanto, una mayor durabilidad de éstos.

El agua se almacena en un depósito de cinco litros que hay debajo del maletero y se pulveriza en la admisión mediante tres válvulas (una cada dos cilindros), a una presión de 10 bar. El consumo de agua varía mucho en función de la utilización. BMW dice que un uso exigente en circuito hay que reponerla a la vez que la gasolina, mientas que en conducción por carretera basta hacerlo uno de cada cinco repostajes. Si se agota el agua, el motor sigue funcionado con menor potencia (se retrasa el encendido y disminuye la presión del turbo). Para evitar que se congele el agua, está retorna al depósito (que está aislado) cuando se quita el contacto.

El cambio de marchas es automático de doble embrague y siete relaciones. Hay dos levas en el volante para seleccionar las marchas manualmente y tiene la función «launch control» de salida rápida. Como todos los M4, el GTS es de tracción trasera y tiene un diferencial trasero en el que unos embragues pueden variar el reparto de par entre las dos ruedas.

Foto de - bmw serie-4 2013

Para que el peso no sea muy elevado, BMW ha utilizado materiales ligeros en muchos elementos del coche. Son de plástico reforzado con fibra de carbono el capó (el del M4 es de aluminio), el techo, la tapa del maletero, el deflector móvil (imagen comparativa) que hay en la zona inferior del paragolpes delantero, el difusor y el alerón (imagen) traseros, el revestimiento de la parte posterior del habitáculo, la barra de refuerzo de torretas y el árbol de transmisión (que es de una sola pieza, sin apoyo intermedio). La fibra de carbono también se emplea en el tubo sobre el que apoya el salpicadero y en los asientos (pesan un 50 % menos). También se han reemplazado los materiales de la consola por unos más ligeros y los asideros de las puertas han sido sustiuidos por unas tiras de tela (imagen).

Para contribuir a la reducción de peso, BMW también ofrece de manera opcional unas llantas fabricadas en plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP) y aluminio, lo que supone una reducción de 7 kilos respecto a las llantas de aluminio forjado con las que viene de serie el M4 GTS (imagen). En esta entrada del Blog Engendro Mecánico damos más detalles sobre estas llantas.

El escape está hecho de titanio; según BMW pesa un 20 por ciento menos. Hay cuatro salidas (imagen) de 80 mm de diámetro. El sonido que produce puede modificarse por el conductor.

Los componentes de la suspensión están hechos de aluminio, como en el M4 normal. La diferencia es que en el M4 GTS muelles y amortiguadores son de tipo «coilover» (muelle y neumático forman un único conjunto) y se puede ajustar su repuesta.

De la dirección BMW dice haberla adaptado para que sea más precisa. Para ello ha empleado «cojinetes asimétricos y un soporte giratorio fresado de características específicas, proveniente de la competición automovilística. De esta manera se optimizan las características de la geometría del eje en relación con el dinamismo transversal y los momentos de giro de la dirección, mejorándose así las cualidades dinámicas del coche».

El soporte giratorio permite utilizar llantas con más garganta (9,5 frente a 9,0). A diferencia del M4, el M4 GTS tiene llantas de distinto diámetro delante (19”) y detrás (20”). Los neumáticos son Michelin Pilot Sport Cup 2 de medias 265/35 R19 delante y 285/30 R20 detrás. Los frenos de serie son de discos carbocerámicos y tienen seis bombines en las pinzas delanteras y cuatro en las traseras.

Foto de - bmw serie-4 2013

Como el resto de M4, el M4 GTS también ofrece al conductor la posibilidad de elegir entre tres ajustes del motor y la dirección, (CONFORT, SPORT y SPORT+), variar la respuesta de la caja de cambios (mediante el botón Drivelogic) y tres modos de funcionamiento del control de estabilidad (conectado, intermedio y desconectado).

Por primera vez en un automóvil de producción en serie, se emplea la tecnología OLED (del inglés Organic Light Emitting Diodes) en el sistema de alumbrado, concretamente en los pilotos (imagen). Frente a un LED, el OLED irradia una luz homogénea que cubre una superficie entera. Los faros, de ledes, tienen de serie iluminación adaptativa. Otros elementos de equipamiento son el navegador, los sensores de ayuda al aparcamiento y los recubrimientos en piel y Alcantara. Entre las opciones hay un sistema de proyección de algunas informaciones sobre el parabrisas y los servicios de conectividad.

BMW ya adelantó esta versión con un prototipo prácticamente idéntico al modelo de producción (información del BMW Concept M4 GTS).

Este sitio utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. | Más información