Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC 2016, 63 4MATIC+ y 63 S 4MATIC+ 2017

Última actualización: 05-04-2017

Los Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC, GLC 63 4MATIC+ y GLC 63 S 4MATIC+ son las versiones más potentes y con mejores prestaciones de la gama GLC (un todoterreno de mayor tamaño que el GLA y menor que el GLE). El primero de ellos está a la venta desde junio de 2016 por 67 750 €; los dos restantes lo estarán en junio de 2017.

Se distinguen entre ellos, principalmente, por la arquitectura de los motores (seis cilindros para el primero y ocho para los otros dos) y por la potencia que desarrollan: 367, 476 y 510 CV. En los tres casos están sobrealimentados mediante dos turbocompresores, aunque los de las versiones más potentes están colocados en el centro de la V que forman las dos bancadas de cilindros. Fichas técnicas.

Según Mercedes-Benz, el GLC 43 4MATIC puede acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en 4,9 segundos y su velocidad máxima está limitada a 250 kilómetros por hora. Los todoterrenos que más se asemejan a este Mercedes-AMG por tamaño y potencia son el BMW X4 M40i, el Audi SQ5 y el Porsche Macan GTS (ficha comparativa). No hay un BMW X3 de gasolina de potencia parecida.

Los GLC 63 4MATIC+ y GLC 63 S 4MATIC+ son, lógicamente, más rápidos acelerando de 0 a 100 km/h (tardan 4,0 y 3,8 segundos respectivamente), pero alcanzan la misma velocidad máxima, que en todos los casos está limitada electronicamente. Por el momento no hay todoterrenos de tamaño similar que tengan un motor tan potente; el modelo más cercano es el Porsche Macan Turbo «Performance Package», que tiene 440 CV y una aceleración de 0 a 100 km/h más lenta (4,4 segundos). 

mercedes-amg-glc63s-frontal-lateral

Hay dos tipos de cajas de cambios, aunque en ambos casos son automáticas y tienen nueve relaciones. La que lleva la versión 43 4MATIC es similar a la que utilizan otras versiones de la gama GLC, pero tiene ajustes distintos para que su respuesta sea más ágil en carretera e incluye funciones adicionales (simula la maniobra del doble embrague en retenciones y tiene un programa de funcionamiento manual que no selecciona una marcha superior aunque el motor llegue al límite de funcionamiento). La que utilizan las versiones 63 4MATIC+ y 63 S 4MATIC+ es ligeramente distinta porque utiliza un embrague multidisco húmedo como elemento de unión al motor (en lugar de un convertidor de par), solución que, según Mercedes-AMG, ahorra peso y disminuye el tiempo entre cambios de marchas. 

También son distintos los sistemas de tracción total. El que llevan las versiones más potentes —63 4MATIC+ y 63 S 4MATIC+ —es similar al que Mercedes-AMG ya utiliza en los E 63 4MATIC+ y E 63 S 4MATIC+ y se caracteriza porque, en función del modo de conducción seleccionado, puede distribuir la potencia del motor de manera contínua entre los dos ejes en función de la adherencia o transmitirla toda al eje posterior. El sistema de la versión 43 4MATIC, en condiciones normales, transmite más potencia al eje posterior que al delantero (la relación es 69/31).

Bajo la denominación AMG Dynamic Select, Mercedes-Benz engloba cuatro programas de conducción (Confort, Sport, Sport Plus e Individual) que en el caso la versión GLC 63 S 4MATIC+ añade uno adicional denominado RACE. Este modo está pensado para derrapar porque desactiva el control de estabilidad y porque el sistema de tracción envía toda la fuerza al eje posterior. Con independencia del modo elegido, el conductor puede seleccionar el programa manual del cambio de marchas.

mercedes-amg-glc-43

La amortiguación de las tres versiones es neumática (Air Body Control) y tiene tres ajustes de dureza. La suspensión tiene cambios importantes. Así, en el eje delantero, Mercedes-AMG ha cambiado las manguetas, ha aumentado la rigidez de los puntos de unión de la suspensión a la rueda y la caída negativa de las ruedas es mayor. También ha revisado la elastocinemática tanto de la suspensión delantera como trasera. Los discos de freno delanteros son de mayor tamaño que los de cualquier otro GLC: los discos delanteros de la versión 43 4MATIC tienen 360 mm de diámetro (perforados) y los traseros 320 mm (macizos); los delanteros de las versiones 63 4MATIC+ y 63 S 4MATIC+ tienen 390 mm y también están perforados.

Mercedes-AMG diferencia la carrocería y el interior de estos modelos con detalles decorativos exclusivos. Por ejemplo, la instrumentación tiene un aspecto distinto, el volante es diferente (tiene la parte inferior achatada, imagen) y los asientos dan más apoyo lateral. La parrilla es distinta y las llantas son de 19 pulgadas de diámetro (20 en la versión 63 S 4MATIC+). Hay varias opciones para personalizar más el coche, como unos asientos con los reposacabezas integrados en el respaldo (imagen), llantas de hasta 21 pulgadas de diámetro (y acabado bicolor) o molduras de fibra de carbono.

Calcule el seguro de este coche en 21 aseguradoras
Información generalCambios en la informaciónImágenes Exteriores Arriba
Redacción (34) 91 724 05 70 - Publicidad (34) 91 005 21 04 - © copyright 1999-2017 Ruedas de Prensa S.L. - Contacto - Condiciones legales - Mapa web - Seguros
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies