KIA Picanto 2017

Última actualización: 31-03-2017

En junio de 2017, KIA entregará las primeras unidades de la tercera generación del Picanto, su modelo más pequeño. Sustituye a la generación actual, que puso a la venta en 2011 (prueba del KIA Picanto 2011) y que renovó en 2015 (prueba del KIA Picanto 2015). Está disponible con un motor de 67 CV desde 10 319 euros (todos los precios). 

Se trata de una alternativa a otros modelos urbanos como el Hyundai i10, el Opel KARL, el Renault Twingo, el Volkswagen up! y el Toyota Aygo, con respecto a los que tiene una longitud exterior intermedia (listado de vehículos de menos de 3,70 m ordenados por su longitud). El Picanto es destacable entre ellos por varios motivos, buenos y malos: puede tener muchos elementos de equipamiento, tiene una calidad de acabados buena, el maletero es grande y práctico, la fila trasera de asientos es poco espaciosa y la ergonomía del puesto de conducción obliga a adoptar una postura que puede resultar incómoda. 

Hay otros modelos más baratos, pero el Picanto tiene una buena relación entre precio y equipamiento. Su precio es mayor que el de un Opel KARL o un Suzuki Celerio, similar al de un Hyundai i10 o un Toyota Aygo, y menor que el de un Peugeot 108 o un Volkswagen up!. La mejor forma de compararlos es recurriendo al siguiente listado (coches de menos de 3,70 m de longitud ordenados por precio).

KIA Picanto 2017. Imágenes exteriores.

La gama de motores inicial está compuesta por dos de gasolina atmosféricos que ya estaban presentes en la gama anterior y que comparte con el Hyundai i10: 1.0 litros MPi 67 CV y 1.25 litros MPi 84 CV —el primero de ellos tiene tres cilindros y da un consumo medio homologado de 4,4 l/100 km, y el segundo tiene cuatro cilindros y un consumo de 4,6 l/100 km—. Además, en octubre de 2017, KIA añadirá a la gama otro motor de gasolina sobrealimentado mediante turbocompresor con 101 CV de potencia (1.0 T-GDI). Todos están asociados a un cambio manual de cinco velocidades, aunque con el de 84 CV también se podrá pedir una automática de cuatro marchas.

En la presentación a la prensa del modelo hemos podido conducir las dos versiones que estarán disponibles al inicio de la venta. El motor de tres cilindros hace más ruido y es menos refinado que el de cuatro. También consume menos gasolina, ya que en recorridos similares hechos al mismo ritmo aparentemente gastó en torno a 1 l/100 km menos. Los consumos en los dos casos parecen normales tirando a bajos y parece que oscilan poco en función del estilo de conducción, algo que ocurre en mayor medida, por ejemplo, en un Opel KARL. La diferencia de empuje entre ambos motores disponibles es evidente; el de 67 CV solo me parece recomendable para aquellos que vayan a usar el coche exclusivamente por la ciudad.

El Picanto está construido sobre una nueva plataforma que también se utilizará en la próxima generación del Hyundai i10. Tiene la misma longitud que el modelo al que reemplaza (3595 mm), pero la distancia entre ejes es 15 mm mayor (pasa de 2385 a 2400 mm). KIA ha realizado cambios en la dirección para que sea más rápida y tenga menos vueltas entre topes (pasa de 3,4 a 2,8) y también en el chasis para que el balanceo en las curvas sea menor —dice que ha instalado barras estabilizadoras más rígidas tanto delante (un 2%) como detrás (5%)—.  

Es algo más adecuado para transitar por vías rápidas que el modelo al que reemplaza, entre otras cosas, porque la insonorización del habitáculo se ha mejorado mucho (de hecho es muy buena para un coche de este tamaño y precio) y porque da una mayor sensación de estabilidad, aunque no transmite el aplomo de los mejores en este sentido, que en mi opinión son los Volkswagen up!, SEAT MiiŠkoda Citigo. En carreteras de curvas lentas, como por las que circulamos el día de pruebas, es relativamente ágil; se nota que la dirección es más rápida y precisa, y también que la carrocería no se balancea tanto como antes. La suspensión resulta algo seca cuando el coche pasa por encima de los baches cortos que abundan en las ciudades. 

kia-picanto-interior-salpicadero

El nuevo diseño del interior resulta vistoso y agradable. La calidad de los plásticos de recubrimiento es buena si se compara con los coches similares y las piezas están ensambladas de forma que el conjunto parece duradero. El espacio para los pasajeros de las plazas delanteras es normal, pero los de las plazas traseras disponen de muy poca anchura y espacio para las piernas, como se puede apreciar en esta tabla comparativa de mediciones del interior.

Lo que menos me ha gustado del coche es la ergonomía del puesto de conducción, porque algunas personas (sobre todo si son altas) tienen que adoptar una postura forzada e incómoda. Parte de esta condición viene dada porque la columna de la dirección no se puede regular en profundidad y, con el fin de ir sentado de forma confortable, hay que ajustar el asiento para separarse del volante más de lo deseable, aunque esto es algo que también ocurre en todas sus alternativas. El problema específico que tiene este coche es que los pedales quedan especialmente cerca y no están a la misma altura, de forma que las piernas nunca pueden ir en una posición relajada. 

Con el nivel de equipamiento más costoso se puede pedir una pantalla táctil de siete pulgadas que va ubicada en la parte superior del salpicadero y desde donde se pueden manejar las distintas funciones del navegador (de la marca TomTom) y el sistema multimedia (imagen). Se puede asociar a una cámara trasera de ayuda al estacionamiento y es compatible con los protocolos de comunicación Android Auto y Apple CarPlay.

El maletero tiene un volumen de 255 litros, que es más de lo que tiene cualquier vehículo similar, aunque el Suzuki Celerio, el Volkswagen up! y el Hyundai i10 tienen uno prácticamente igual de grande (listado de coches de menos de 3,70 m de longitud ordenados según el volumen del maletero). Además, tiene una útil bandeja que se puede colocar a dos alturas distintas en función del espacio de carga que se necesite; si se coloca en su posición superior y se abaten los respaldos de los asientos traseros, queda una superficie enrasada de 1010 litros de capacidad (imagen).

kia-picanto-frontal-lateral

Hay dos niveles de equipamiento: el básico (Concept) sólo está disponible con el motor de 66 CV y tiene incluidos elementos de equipamiento como el asiento del conductor regulable en altura, ordenador de viaje, aire acondicionado y una radio con mandos en el volante, conexión AUX. y función Bluetooth para el teléfono móvil.

El acabado superior (GT Line, desde 11 819 euros) añade una serie de elementos en la carrocería y en el habitáculo que le dan un aspecto más deportivo al vehículo. En el exterior son diferentes las llantas (de aleación), los parachoques de ambos extremos, la parrilla y las manecillas de las puertas, que van cromadas. En el interior cambian los asientos, las molduras decorativas (imagen), los pedales (son de aluminio) y el volante, que es mucho más vistoso porque está recubierto de un cuero que tiene un tacto excelente. También hay un apoyabrazos delantero, algo que no es común en esta categoría de coches. Por primera vez está disponible entre el equipamiento opcional un sistema automático de frenado de emergencia en ciudad (cuesta 300 euros). También hay un paquete de equipamiento que combina este elemento y el sistema multimedia (con navegador) que cuesta 900 euros.

Hay 7 colores para pintar la carrocería, 4 de ellos nuevos: Shiny Red, Aurora Black, Pop Orange y Celestial Blue.

Calcule el seguro de este coche en 21 aseguradoras

Información generalCambios en la informaciónImágenes Exteriores Arriba
Redacción (34) 91 724 05 70 - Publicidad (34) 91 005 21 04 - © copyright 1999-2017 Ruedas de Prensa S.L. - Contacto - Condiciones legales - Mapa web - Seguros
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies