Artículos
Editoriales
Relatos
Firmas

  Más artículos de
Javier Moltó
  La velocidad infinita
  Gobernar bien es como conducir bien
El chófer del ministro
Una compra meditada
La circulación por la izda. ha arruinado la industria británica del automóvil
Ver la Fórmula Uno por TV
Adivinar un futuro para Rover
Los coches son para viajar
El coche del año
El tráfico tiene fiebre
Los informadores retrasados

  seguros
calcular precios seguros
aseguradoras coche
comparativa de seguros
ranking seguros
informes seguros automovil
la letra pequea del seguro
calidad polizas de seguros
noticias seguros
Los coches son para viajar 27-01-2000
  Javier Moltó

Poca gente se plantea ir de vacaciones hasta Atenas en el coche. O hasta Estocolmo. Precisamente ahora, cuando coches y carreteras son mejores que nunca, se viaja de vacaciones en ese avión, peor que nunca, atiborrado de gente, que sale y llega siempre con retraso y escatima el placer del recorrido.

El cruce por diferentes países, dormir en ciudades de carretera o apartadas de las grandes rutas, utilizar diferentes monedas o atropellarse con todas las lenguas del camino es tan divertido o más que visitar la ciudad de destino.

De camping en camping o de hotel de lujo en hotel de lujo, el recorrido es el viaje. Un destino mil veces visto en fotos y revistas, del que se han escrito mil artículos y en el que el número de turistas supera al de lugareños no suele merecer más de un día o dos.

A esa ciudad que nos llama se volverá en otra época, será escala de otro viaje, nos mostrará aquello de lo que nos privó en la ocasión anterior y nos iremos de ella una vez más con la idea de volver.

La que no nos llama dejará de robarnos el tiempo. Una semana o quince días en un lugar puede ser inolvidable o tedioso. El coche colabora en la decisión. Quedarse es fácil, marcharse también.

El laberinto del recorrido nos aleja de otros turistas, nos lleva por lugares perdidos o no, permite desviarnos de la ruta o parar a cenar y dormir en cualquier lugar que nos atraviese.

Sólo es imprescindible cuidar bien el coche, saber que frenos, neumáticos y amortiguadores están en buen estado. Líquido de refrigeración y lubricante a su nivel (y aceite de reserva si el coche consume). En fin, el coche a punto, que también evita disgustos en los trayectos cortos.

Ojalá nos encontremos en aquel pueblecito de Turquía o en la misma Estambul, perdidos entre los helados lagos de Finlandia a la salida de una sauna o derretidos de calor en una blanca playa de Kenia. Con el coche cerca, listo siempre para volver o para ir todavía más lejos.

Arriba
 
Redacción (34) 91 724 05 70 - Publicidad (34) 91 005 21 04 - © copyright 1999-2015 Ruedas de Prensa S.L. - Contacto - Condiciones legales - Mapa web - Seguros
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies