1. Clasificación de las suspensiones independientes según los elementos de unión entre la rueda y el bastidor
2. Articulaciones y elementos de unión
3. Suspensión longitudinal o de rueda tirada
4. Suspensión transversal o de paralelogramo deformable
5. Suspensión perpendicular o McPherson
Imágenes de articulaciones y elementos de unión
Imágenes de suspensiones longitudinales
Imágenes de suspensiones transversales
Imágenes de suspensiones perpendiculares

  Más artículos
sobre bastidor
Efecto del balanceo y del eje de balanceo en la adherencia
Adherencia de la rueda y carga dinámica
Tipos de suspensión independiente
Ángulo de deriva y agarre lateral
Michelin Twell
Mecanismos físicos de la adherencia
Control de estabilidad
Delphi MagneRide
Michelin Pax System
Frenos Sensotronic
Frenos cerámicos de Porsche
La barra estabilizadora
Suspensión y amortiguación
Ventajas de aumentar la tensión eléctrica
La estabilidad según la posición del motor
  seguros
calcular precios seguros
aseguradoras coche
comparativa de seguros
ranking seguros
informes seguros automovil
la letra pequea del seguro
calidad polizas de seguros
noticias seguros
Tipos de suspensi�n independiente 03-02-2006
  Juan Manuel Pichardo
Para que el coche esté suspendido sobre las ruedas y no apoyado en ellas (como lo estaría un kart o cualquier otro vehículo sin suspensión) hace falta, además de un muelle, unos elementos de unión entre la pieza que soporta la rueda y el bastidor. En adelante me referiré a la pieza que soporta la rueda (portarueda, buje o mangueta) simplemente como «rueda», entendiendo que es un conjunto. De la misma, me refiero al bastidor en sentido amplio, independientemente de que haya o no una estructura adicional (subchasis).

Además de permitir el movimiento relativo entre las ruedas y el bastidor, estos elementos de unión tienen dos funciones: uno, soportar los esfuerzos que provocan la carrocería (en curva, frenada o aceleración) y las irregularidades del suelo; dos, mantener la rueda en la posición más adecuada con relación al suelo en todo el recorrido de suspensión y ante distintas solicitaciones.

Las articulaciones son los mecanismos sobre los que pivotan los elementos de unión. Básicamente hay dos tipos: flexibles y rígidos. En el primer grupo están los diferentes tipos de casquillos, que suelen tener una pieza metálica rígida, embutida en una pieza elástica (imagen). En el segundo tipo están las rótulas (imagen), que resultan de unir dos piezas metálicas, capaces de tener un movimiento relativo entre ellas; la rótula es la articulación normal en los elementos de la dirección. Más comentarios sobre articulaciones.

Según el número de uniones que tengan, los elementos de unión pueden ser de tres tipos: brazo, triángulo o trapecio. Un cuarto tipo de elemento de unión es el brazo telescópico.

Brazo. Es un elemento de unión con dos extremos. Hay otros nombres para los brazos, con significados más o menos específicos («bieletas», «tirantes» o «palas»).

Un brazo está hecho para soportar esfuerzos en la dirección del propio brazo, en ambos sentidos (tracción o compresión). Por su forma y por el tipo de articulaciones que tiene normalmente, no está hecho para soportar esfuerzos laterales (paralelos a los ejes de sus articulaciones).

Los brazos pueden ser rectos (imagen) o curvos como este brazo o este brazo. Todos los mostrados anteriormente son rígidos; también los hay flexibles (imagen), que se pueden doblar liegeramente ante un esfuerzo lateral (veremos para qué en las suspensiones de paralelogramo deformable con elementos longitudinales).

Lo brazos rígidos pueden ser una pieza de fundición (de hierro o aluminio) o de chapa de acero estampada. En esta imagen, el que se ve en primer término es de fundición y, en segundo término, hay uno de chapa estampada.

De todos los brazos mostrados hasta ahora, ninguno sirve de soporte para el muelle. Algún brazo (u otro tipo de elemento de unión) debe hacer esa función, como los brazos de esta imagen o de esta imagen.

Normalmente, los brazos son elementos que unen la rueda y el bastidor, como todos los mostrados hasta ahora. En algunos casos, el brazo puede estar entre el bastidor y otro brazo (imagen). Hay casos, como esta suspensión de BMW o en esta de Lancia, en los que hay un brazo que une la rueda a otro elemento de unión; se trata de una prolongación articulada del buje.

Triángulo. Es un elemento de unión con tres extremos. Normalmente tiene dos en el bastidor y uno en la rueda. Se pueden distinguir dos tipos de triángulos: en «L» (imagen) y en «A» (imagen). En esta supensión se ve bien la diferencia porque el triángulo inferior es en L y el de arriba es en A.

En los que son en «L», el tri�ngulo teórico que forman las tres articulaciones tiene un ángulo recto y un lado paralelo (o casi) al eje de las ruedas. La pieza en sí puede tener efectivamente esa forma o no, lo que distingue a un triángulo en «L» es cómo están colocadas las articulaciones.

Es el triángulo normal en las suspensiones delanteras McPherson de los coches de tracción delantera (imagen). Actualmente es normal que, cuando cumple esa función, las articulaciones del bastidor tengan distinta elasticidad; la que está en la parte trasera cede más para que las ruedas se abran ligeramente en frenada (eso hace la frenada más estable).

Los triángulos en «A» pueden tener formas y ubicaciones más variadas. En unos casos tienen la articulación de la rueda entre las dos articulaciones del bastidor (imagen). En otros, las dos articulaciones del bastidor están por delante de la de la rueda (y por delante de su eje), como el triángulo superior de esta suspensión.

El triángulo en «A» puede estar abierto, con forma de «ángulo» (imagen); es el que los británicos llaman «whisbone» por analogía al «hueso del deseo» o fúrcula que hay en las aves. También puede estar cerrado con una unión intermedia entre los lados, con lo que la analogía con la letra A es completa (imagen).

La forma del triángulo depende principalmente del diseño de la suspensión, pero no necesariamente determina el funcionamiento del triángulo. Triángulos de forma distinta pueden tener la misma función, como éstos y éstos.

En algunos casos hay un perno común para las dos articulaciones del bastidor como en el caso del triángulo superior de esta suspensión. Entre otras cosas, esto impide un movimiento relativo entre los ejes de las articulaciones del bastidor.

A veces hay dos brazos independientes, cada uno con sus propias articulaciones (imagen), de manera que forma un triángulo. No se trata realmente de un triángulo, ya que puede haber un movimiento relativo entre los dos brazos, diferencias en el radio y la orientación de los ejes (imagen).

Trapecio. Es un elemento de unión con cuatro extremos, apropiado para soportar grandes esfuerzos longitudinales y transversales (imagen). A diferencia de un brazo o un triángulo, un trapecio tiene necesariamente dos y solo dos ejes de giro (uno en el bastidor y otro en la rueda).

Este tipo de elemento de unión —hasta ahora— se ha usado sólo en ejes motores, delanteros (imagen) o traseros (imagen). En la anterior imagen se ve tan mal porque es el elemento inferior; en esta otra imagen de la misma suspensión también se adivina por debajo, aunque tampoco se ve completo.

Hay elementos de unión con forma de triángulo que equivalen funcionalmente a un trapecio, porque tienen pernos en sus dos extremos que impiden cualquier movimiento que no sea en sus dos ejes (imagen).

Brazo telescópico. Es el elemento de unión característico de la suspensión McPherson, que tiene un tubo interior que corre dentro de un tubo exterior (imagen).

En casi todo caso ese elemento de unión telescópico es el amortiguador (imagen). En los Citroën hidroneumáticos hay un tubo que hace esa función (imagen), ya que el amortiguador está integrado en el circuito hidráulico de la suspensión.

Texto1 2 3 4 5Imágenes1234 Arriba

 

Redacción (34) 91 724 05 70 - Publicidad (34) 91 005 21 04 - © copyright 1999-2015 Ruedas de Prensa S.L. - Contacto - Condiciones legales - Mapa web - Seguros
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies