1. Centros y eje de balanceo
2. Generación de balanceo
3. Efecto de los muelles y estabilizadora
4. Efecto de la altura de los centros de balanceo

  Más artículos
sobre bastidor
Efecto del balanceo y del eje de balanceo en la adherencia
Adherencia de la rueda y carga dinámica
Tipos de suspensión independiente
Ángulo de deriva y agarre lateral
Michelin Twell
Mecanismos físicos de la adherencia
Control de estabilidad
Delphi MagneRide
Michelin Pax System
Frenos Sensotronic
Frenos cerámicos de Porsche
La barra estabilizadora
Suspensión y amortiguación
Ventajas de aumentar la tensión eléctrica
La estabilidad según la posición del motor
  seguros
calcular precios seguros
aseguradoras coche
comparativa de seguros
ranking seguros
informes seguros automovil
la letra pequea del seguro
calidad polizas de seguros
noticias seguros
Efecto del balanceo y del eje de balanceo en la adherencia 21-04-2007
  Adso de Terralba

La posición de los centros de balanceo también tiene una influencia notable en lo que ocurre cuando el vehículo toma una curva, si bien en automóviles de calle suele dársele una importancia secundaria y, por lo general, su modificación suele ser un efecto no buscado del cambio de altura de la carrocería asociado a la instalación de unos muelles más cortos y rígidos (en cuyo caso los centros de balanceo también bajan).

De nuevo, lo que importa es la altura relativa entre los centros de balanceo de los dos ejes. Rebajar la altura de uno de ellos respecto al otro tiende a aumentar la adherencia de ese eje y a disminuirla en el eje contrario.

Esto es así por lo siguiente: si descendemos el centro de balanceo de un eje, aumentamos la diferencia de carga que produce balanceo y, en consecuencia, disminuimos la diferencia de carga que no produce balanceo. Pero ese aumento de balanceo tiene efecto en los dos ejes, no solo en el que se ha rabajado el eje de balanceo (como se ha expuesto en la primera página del artículo).

Por tanto, la diferencia de carga en el eje que se ha modificado acaba siendo menor, porque parte de esa diferencia ocurre en el eje contrario. Dado que, cuanto menor es la diferencia de carga en un eje mayor es su adherencia, bajar el centro de balanceo en un eje aumenta la adherencia en ese eje, en la misma proporción que disminuye en el eje contrario (en el que aumenta la diferencia de carga).

Cabe decir que, en la práctica, tan importante o más como la posición de los centros de balanceo en estático, es el modo en que estos se desplazan conforme las suspensiones hacen su trabajo. El control de este detalle proporciona otro factor de decisión sobre las reacciones del coche en una curva, si bien esto suele ser un parámetro mucho más importante en competición que en vehículos de calle. No obstante, tanto en unos como en otros, un criterio general es que los centros de balanceo tengan un movimiento limitado y, en cualquier caso, acompasado entre ambos ejes. Lo contrario sería sentido por el piloto como un comportamiento errático y poco predecible, lo que le restaría confianza.

Texto1 2 3 4  Arriba
Redacción (34) 91 724 05 70 - Publicidad (34) 91 005 21 04 - © copyright 1999-2015 Ruedas de Prensa S.L. - Contacto - Condiciones legales - Mapa web - Seguros
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies