1. Las ventajas de aumentar la tensión en la instalación eléctrica
2. ¿Para qué más voltios?
3. Nuevos generadores eléctricos

  Más artículos
sobre bastidor
Efecto del balanceo y del eje de balanceo en la adherencia
Adherencia de la rueda y carga dinámica
Tipos de suspensión independiente
Ángulo de deriva y agarre lateral
Michelin Twell
Mecanismos físicos de la adherencia
Control de estabilidad
Delphi MagneRide
Michelin Pax System
Frenos Sensotronic
Frenos cerámicos de Porsche
La barra estabilizadora
Suspensión y amortiguación
Ventajas de aumentar la tensión eléctrica
La estabilidad según la posición del motor

  seguros
calcular precios seguros
aseguradoras coche
comparativa de seguros
ranking seguros
informes seguros automovil
la letra pequea del seguro
calidad polizas de seguros
noticias seguros
Instalaci�n el�ctrica de 42 voltios 15-07-2001
  Guillermo Benito
La potencia consumida por un aparato eléctrico es producto de la tensión a la que está sometido, por la intensidad de la corriente que llega hasta él. De acuerdo con esto, es posible hacer frente a un aumento del consumo de energía eléctrica aumentando bien la tensión, bien la intensidad, o ambas.

El problema radica en que, mientras la potencia transmitida aumenta linealmente con la intensidad de corriente, las pérdidas que se producen en los conductores (como la instalación eléctrica de un automóvil) lo hacen con el cuadrado de dicha intensidad. En otras palabras: si necesitamos duplicar el suministro de energía de un dispositivo podemos hacerlo duplicando la intensidad de corriente que llega a él, pero esto provocará que las pérdidas en los conductores que la transmiten se vean cuadruplicadas.

Esto es precisamente lo que se pretende evitar con una instalación a 42 voltios. Manteniendo la misma intensidad, o lo que es lo mismo, sufriendo las mismas pérdidas en los conductores, podemos transmitir a 42 voltios una potencia tres veces mayor que la que se transmite a 14 voltios. Gracias a ello, se puede hacer frente a consumos de energía mayores sin que las pérdidas resulten excesivas.

El efecto inmediato que se deriva de las pérdidas que se producen en todo conductor eléctrico por el que circula una corriente es el calentamiento de éste, lo que puede poner en peligro su integridad física si su grosor no está adaptado a la corriente que debe comunicar. Una menor intensidad autoriza el uso de conductores de menor sección, que resultan más ligeros y más baratos de fabricar.

Pero el principal interés de la reducción de las pérdidas producidas radica en el ahorro de combustible que ello puede suponer. La potencia eléctrica de un automóvil se almacena en la batería, que el alternador se encarga de mantener cargada cuando el motor está en marcha. Pero esta energía debe ser obtenida de la que proporciona la combustión de la gasolina en los cilindros, así que una reducción de la energía eléctrica necesaria significa mejorar el consumo.

Se estima que cada 100 vatios de potencia eléctrica producidos suponen un aumento del consumo de combustible a los 100 kilómetros cifrado en 0,17 litros en los vehículos de gasolina y 0,15 en los de gasoil. Habida cuenta de que un automóvil de gama alta puede llegar a consumir en la actualidad unos 1500 W, y que la tendencia actual apunta a un incremento de hasta el 300% en los próximos cinco años, resulta evidente que una disminución de las pérdidas eléctricas permitirá obtener un menor consumo de combustible, y en consecuencia, una reducción de las emisiones contaminantes.

Texto1 2 3  Arriba

 

Redacción (34) 91 724 05 70 - Publicidad (34) 91 005 21 04 - © copyright 1999-2015 Ruedas de Prensa S.L. - Contacto - Condiciones legales - Mapa web - Seguros
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies