1. Sensaciones de coche clásico
2. Interior: justo para dos
3. El de motor 2,0 responde mejor
4. Dos capotas diferentes
5. Medidas para reducir peso
Imágenes exteriores
Imágenes interiores, de detalles y técnica
Mediciones interiores
Precio y equipamiento
Ficha técnica

Información relacionada
Mazda MX-5 Roadster Coupe
Prueba del Mazda MX-5 2.0
Gama 2004 del Mazda MX-5

Alternativas
Descapotables con motor gasolina de 110 a 180 CV y que miden menos de 4,30 m


  seguros
calcular precios seguros
aseguradoras coche
comparativa de seguros
ranking seguros
informes seguros automovil
la letra pequeña del seguro
calidad polizas de seguros
noticias seguros
Mazda MX-5 15-11-2005
  Javier Moltó
La gama del nuevo Mazda MX-5 se pone a la venta en España en enero de 2006. Como el anterior, el nuevo Mazda MX-5 es un descapotable biplaza con tracción trasera. No conserva ningún elemento del anterior, y sí tiene alguno en común con el RX-8.

Antes de esa fecha, desde noviembre de este año, se comercializa una edición especial limitada del nuevo modelo, denominada «3rd Generation Limited», de la que sólo se destinarán 135 unidades a España (3.500 en el mundo). Esta edición especial cuesta 31.300 euros.

La gama se compone de cuatro versiones diferentes. La básica, con un motor de 1,8 litros de cilindrada y 126 CV de potencia cuesta 22.200 €. En esta versión básica no está disponible ni opcionalmente el sistema de control de estabilidad, DSC, que es de serie en el resto de la gama.

El resto de las versiones tienen el mismo motor, de 2,0 litros y 160 CV de potencia. La primera, denominada MX-5 Active+ 2.0 160 CV, cuesta 27.400 € y exteriormente se distingue de la de 1,8 litros por las llantas de 17 pulgadas.

La siguiente, que se llama MX-5 Sportive 2.0 160 CV, se vende por 30.400 euros y se diferencia de la anterior porque lleva caja de cambios de seis velocidades, tapicería de cuero, calefacción en los asientos, faros de xenón y antiniebla, cargador de seis discos, sistema de sonido Bose y suspensión deportiva con amortiguadores Bilstein.

La edición limitada, «3rd Generation Limited», se caracteríza por el color rojo metalizado «Velocity Red», la tapicería de cuero también de color rojo y unas llantas de 17 pulgadas de diferente diseño.

Otra diferencia entre la versión de 1,8 litros de cilindrada y el resto es el material de la capota. La versión de 1,8 litros lleva una capota de vinilo y el resto lleva capota de tela.

Este MX-5 es algo mayor en todas las dimensiones que el anterior, pero las diferencias son pequeñas en cualquier caso. El incremento relativamente más grande está en las vías que, no obstante, no son anchas para lo que es normal actualmente.

La suspensión es muy semejante a la del RX-8, particularmente en el eje delantero (imagen del RX-8), pero ni coinciden las medidas de las vías, ni tienen subchasis exactamente iguales.

El bastidor tampoco es el de un RX-8 acortado. Como en otros de sus modelos con tracción trasera (el anterior MX-5, el RX-8 o el último RX-7), Mazda utiliza un bastidor con una viga central, junto a la que está el árbol de transmisión. Esa viga es distinta en el nuevo MX-5 y en el RX-8.

Con relación al anterior MX-5, Mazda ha aumentado la resistencia a la flexión del bastidor en un 22 por ciento, y la resistencia a la torsión en un 47 por ciento.

Aunque el anterior MX-5 era un coche muy sólido para su tiempo, en el nuevo Mazda ha podido emplear técnicas más o menos recientes en la construcción del bastidor, y aceros con un límite elástico que no estaban disponibles industrialmente cuando apareció el MX-5 (1989).

No tiene arcos de seguridad; lo que se ve detrás de los reposacabezas es de plástico y no tiene por objeto proteger a los ocupantes. Según Mazda, el nuevo MX-5 sólo pesa 10 kg más que el anterior, a pesar de la clara mejoría de equipamiento. Para conseguirlo se han empleado materiales ligeros en diferentes ubicaciones del chasis y del motor, que han permitido reducir parte del peso causado por el incremento de equipamiento. Las versiones con motor de 1,8 l y la Active+ de 2,0 l pesan 1.155 kg.

Una diferencia importante en la estructura de este MX-5 con relación al anterior es que se ha colocado el motor más retrasado con relación al eje delantero (135 mm). El MX-5 es claramente un coche de motor central delantero, todo el motor queda por detrás del eje.

Los dos motores son de origen Ford, ambos de cuatro cilindros. Uno es el 1,8 l que también lleva el Mondeo, pero con ligeras diferencias: la potencia máxima es algo mayor (126 CV en vez de 125) y el par máximo, algo menor (167 Nm en vez de 170).

El otro es el motor de 2,0 l de cilindrada que también pueden llevar el Mondeo o el Focus, pero con 160 CV de potencia máxima a 6.700 rpm en vez de los 146 a 6.000 que da en los modelos de Ford. Por la información que ha dado Mazda, parece ser que el aumento de potencia se debe principalmente a una mejora de la respiración del motor, debido a que tiene distintos colectores de admisión y escape.

Las cajas de cambio disponibles en España son una manual de cinco velocidades y una manual de seis velocidades.

Texto1 2345Imágenes12MedicionesPrecio y equipamientoFicha técnica Arriba
Redacción (34) 91 724 05 70 - Publicidad (34) 91 005 21 04 - © copyright 1999-2014 Ruedas de Prensa S.L. - Contacto - Condiciones legales - Mapa web - Seguros
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies