Toyota Hilux 2016

Última actualización: 06-01-2017

El Hilux 2016 pertenece a la octava generación de este pick up de Toyota. Respecto al Hilux 2012 (que fue el último modelo de la séptima), el nuevo estrena plataforma y motor, es más largo, está más equipado y tiene un diseño —del exterior y del interior— completamente nuevo.

Está a la venta desde 30 489 € (todos los precios), un precio ligeramente superior al de un Ford Ranger, un Nissan NP300 Navara o un Isuzu D-MAX, todos en versiones de cabina de dos plazas y tracción total. El Mitsubishi L200 y el Ssangyong Actyon Sports cuestan notablemente menos (listado ordenado por precio de pickups con tracción total). Con carrocería de doble cabina se puede adquirir desde 32 217, de nuevo un precio superior al de la mayoría de sus alternativas (listado ordenado por precio de pickups con cuatro puertas).

Existen tres variantes de carrocería—cabina sencilla, extra y doble— todas con la misma longitud y misma batalla (5,33 y 3,09 m respectivamente), por lo que a mayor cabina, menor capacidad de carga. De este modo, la longitud de la zona de carga varía entre 2,31 m (cabina sencilla) y 1,53 m (cabina doble).

toyota-hilux-2016-invincible-lateral-cenital

En la cabina sencilla solo hay espacio para dos ocupantes. En las otras dos hay una segunda fila de asientos aunque con diferencias notables: la cabina extra ofrece dos transportines cuyo respaldo va vertical, hay poco espacio para las piernas y el acceso a través del hueco que dejan dos pequeñas puertas que se abren en sentido inverso a las delanteras es pequeño; la cabina doble tiene una banqueta trasera mucho más confortable y con tres plazas en vez de dos, más espacio y dos puertas adicionales convencionales.

La anchura máxima en la plataforma de carga es 10 cm mayor (ahora es de 1,64 cm). Los soportes de la puerta de la zona de carga son más resistentes que antes al igual que la plataforma sobre la que se deposita la carga para que sea más difícil que se deforme con el peso. Este espacio no está iluminado ni tiene una toma de corriente.

La zona de carga se puede cubrir con distintos sistemas de cierre —lona, cubierta de plástico o una persiana de aluminio— que son ofrecidos como accesorios. Estos elementos no consiguen un cierre hermético de ese espacio porque el agua y, sobre todo, el polvo, siguen entrando a través de la portezuela, que no tiene juntas de goma.

En España, el Hilux se comercializa con un único motor. Es un Diesel de 150 CV y 2,4 litros con el que Toyota reemplaza al anterior de 2,5 l. Bien sea por el motor en sí mismo, por la mayor rigidez del chasis o por un mejor aislamiento, este motor se nota menos en el habitáculo aunque siguen llegando vibraciones al volante y la palanca del cambio.

Toyota Hilux. Imágenes exteriores.

El consumo homologado (6,4 l/100 km) es inferior al del Hilux anterior y mayor que el homologado para los mejores de sus alternativas (tomando los pick-up con tracción total y potencia de entre 130 y 170 CV): el Mitsubishi L200, el Nissan Navara y el Ford Ranger; ficha comparativa. En la práctica, hemos comprobado que el consumo del Hilux es claramente superior que en el L200 y el Ranger. Hemos dado mucha más información sobre el motor, el consumo y la conducción de este vehículo en el apartado Impresiones de conducción.

Hay dos tipos de cajas de cambios, ambas de seis relaciones. Una manual —cuya palanca tiene mejor tacto que la del Hilux anterior y recorridos más cortos— y otra automática que Toyota llama SuperECT. El cambio automático sólo está disponible con la cabina doble y, con él, el Hilux acelera de 0 a 100 km/h en casi medio segundo menos y consume más combustible.

Aunque el Hilux 2016 puede tener dos sistemas de tracción —a las ruedas traseras o a las cuatro mediante un mecanismos de tracción total conectable automáticamente—, en España solo se comercializa con este último. Con el sistema de tracción total es obligatorio circular en tracción trasera sobre superficies con buena adherencia para no dañar la transmisión porque no existe un diferencial central. Sobre otras superficies que permiten una diferencia de giro entre las ruedas delanteras y traseras, se puede activar la tracción total (girando una posición el mando que hay en la consola, imagen), operación que se puede hacer en movimiento siempre que la velocidad no exceda los 50 km/h (antes era 80 km/h). Ese mismo mando giratorio sirve, girando una posición más, para engranar la reductora.

toyota-hilux-2016-invincible-salpicadero

El sistema de tracción se ve ayudado por el del control de tracción para evitar que la potencia del motor se pierda por las ruedas que no tienen adherencia. Adicionalmente, es posible equipar al Hilux con un diferencial trasero bloqueable (mediante un botón) que hace girar solidarias las dos ruedas traseras. El diferencial delantero no es bloqueable y tiene una función (ya la tenía el Hilux anterior) que lo desacopla del semieje delantero en el modo de tracción a dos ruedas para reducir las pérdidas; ahora hay un sensor que también puede hacerlo automáticamente si detecta un excesivo calentamiento del aceite del diferencial.

Otros elementos novedosos son las funciones de arranque en pendiente —el sistema de freno mantiene sujeto el coche hasta dos segundos tras levantar el pie del freno para facilitar el inicio de la marcha— y el control de descensos (DAC, de Downhill Assist Control; no disponible con todos los niveles de equipamiento) —frena las ruedas sin que el conductor pise el pedal de freno para mantener una velocidad de entre 5 y 7 km/h marcha adelante y de 3 a 5 km/h marcha atrás—.

Hemos probado el Hilux 2016 con detenimiento en dos ocasiones. La primera vez fue en Namibia en junio de 2016 (reportaje fotográfico), por pistas polvorientas en buen estado, por arena y por caminos en ocasiones muy irregulares. En esas circunstancias se defiende sin problemas y el sistema de tracción total se ha mostrado eficaz. Más tarde, hemos tenido en la redacción una unidad con cabina doble y cambio automático. Hemos hecho nuestras pruebas habituales y consideramos que es más eficaz en campo que sus alternativas (entre otras cosas, lo hemos conducido en una complicada pista todoterreno), pero menos ágil en carretera tanto por sus reacciones ante cambios bruscos de trayectoria a alta velocidad como por la respuesta de su motor, que es pobre en situaciones de alta demanda de fuerza, como los adelantamientos. 

toyota-hilux-2016-invincible-posterior-carretera

El diseño del salpicadero tiene un aspecto más similar al de un turismo que al de un vehículo industrial, si bien los materiales de recubrimiento son sencillos. El cuadro de instrumentos tiene una pequeña pantalla en color (imagen) en la que se puede visualizar la información del ordenador de viaje o alguna del equipo multimedia. Este puede manejarse en algunas versiones desde una pantalla táctil de 7” (imagen), similar a la que Toyota emplea en otros de sus modelos.

Es un habitáculo práctico en el sentido de que los ocupantes tienen a su disposición abundantes huecos para dejar cosas o bebidas. Estas se pueden colocar en unos soportes que hay por delante de las salidas de ventilación laterales del salpicadero, para poder mantenerlas frescas, algo que también se puede hacer introduciéndolas en una de las dos guanteras del salpicadero (la superior es la que está refrigerada por el sistema de aire acondicionado). Además hay hasta dos tomas de 12 V, una de 220 V y otra USB, con lo que es posible alimentar diversos dispositivos electrónicos simultáneamente. El espacio para los pasajeros es normal adelante y reducido atrás. Hemos dado más detalles sobre esto y el equipamiento en el apartado Impresiones del interior.

Hay tres niveles de equipamiento disponibles: GX, VX y VXL. La versión más equipada tiene faros de led para cortas, entrada y arranque sin llave, climatizador automático, asientos delanteros con calefacción y el conjunto de elementos llamado Safety Sense compuesto por un sistema de frenado automático en caso de una posible colisión o atropello, lectura de algunas señales de tráfico y el aviso por cambio involuntario del carril.

Utilizando nuestro comparador de seguros, hemos calculado una póliza para un Hilux con carrocería de doble cabina, cambio manual y nivel de equipamiento VX. El tomador es una mujer de 50 años que vive en un pueblo de la provincia de Jaen, tiene 30 años de antigüedad de carnet, no ha tenido siniestros y recorre hasta 30 000 km al año. La póliza más barata la ofrece Mutua Madrileña, que asegura el coche por 496 euros, y la que tiene una mejor relación calidad-precio es de Mapfre, y cuesta 642 euros.

Toyota Hilux. Imágenes exteriores.

Calcule el seguro de este coche en 21 aseguradoras
Información generalImpresiones del interiorImpresiones de conducciónInformación técnicaCambios en la informaciónImágenes Exteriores Arriba
Redacción (34) 91 724 05 70 - Publicidad (34) 91 005 21 04 - © copyright 1999-2017 Ruedas de Prensa S.L. - Contacto - Condiciones legales - Mapa web - Seguros
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies