Opel Insignia 2017

Última actualización: 07-12-2016

A partir de mayo de 2017 habrá un nuevo Opel Insignia en los concesionarios. Respecto al Insignia 2014, es más grande por fuera, por dentro y tiene un equipamiento mejorado. Desaparece una de las tres carrocerías existentes en la actualidad —la de cuatro puertas—, la de cinco estrena denominación —Grand Sport— y la familiar la mantiene —Sports Tourer—. La gama inicial de motores será de 140 a 250 CV en el caso de los de gasolina y de 110 a 170 CV en los Diesel. Todos son de cuatro cilindros.

Hemos asistido a unas pruebas con dos versiones —con motores de gasolina de 165 y 250 CV— de este nuevo Insignia. Eran coches pre-serie, construidos en julio de 2016, con camuflaje exterior y elementos que ocultaban diversas partes de su interior (aunque ya tenemos imágenes definitivas del exterior y del interior). Por ello, gran parte de los plásticos de recubrimiento no eran los definitivos y había elementos que no estaban operativos. Lo interesante de esta sesión ha sido que hemos podido conducirlo y compararlo con las versiones equivalentes de la primera generación, la que aún se comercializa.

Al sentarse al volante del nuevo Insignia, tras hacerlo en el otro, lo primero que se percibe es que el conductor puede ir sentado más bajo (según los datos que nos ha proporcionado Opel, 3 cm más). Yo me he sentido más a gusto con esta nueva configuración porque el volante me quedaba más alto y alejado de las piernas, y porque tampoco me ha parecido que sea más incómodo entrar y salir del coche. El cinturón de las plazas delanteras carece de regulación en altura y la he echado en falta (el anterior Insignia sí tenía dicha regulación).

Opel Insignia. Imagen exterior

El acceso a las plazas traseras ha sido mejorado por el nuevo diseño que tienen las puertas. No acaban en un pico tan saliente y son un poco más altas en la zona por donde hay que pasar la cabeza. También creo que se nota la ganancia de espacio —que según Opel es de 25 mm para las piernas—, algo que comprobaremos cuando podamos medir una unidad de producción. El maletero tiene 490 litros de capacidad, con lo cual pierde 40 litros respecto al Insignia 5p de la anterior generación.

Hay dos tipos de cuadro de instrumentos, uno en el que Opel combina indicadores de aguja y una pantalla monocroma y otro que es una pantalla (de 8”) en su totalidad. Adicionalmente, y por vez primera en Opel, el Insignia podrá tener un sistema que proyecta información (en color) sobre el parabrisas (head up display). En el salpicadero hay otra pantalla, similar a la que tiene el Astra para el sistema multimedia  y unos botones para manejar algunas funciones del mismo. El sistema multimedia (denominado IntelliLink) es complatible con Apple CarPlay y con Android Auto. Hay una superficie de carga inalámbrica y un punto de acceso WiFi, al cual se pueden conectar 7 dispositivos. El climatizador también se maneja mediante botones.

Se mantienen los buenos asientos delanteros de múltiples ajustes —sujeción lateral, amplitud de la banqueta— con posibilidad de estar calefactados y ventilados, y con función de masaje en el caso del conductor. En las plazas traseras hay salidas del sistema de climatización al final de la consola y dos tomas de corriente USB. Tanto a mí como a otros periodistas nos ha parecido que el apoyabrazos de la consola molesta para seleccionar las marchas con el cambio manual (el codo golpea con él y hay que realizar un movimiento poco natural para utilizarlo). Quien se siente al volante en una posición elevada, subiendo la banqueta, posiblemente no se encuentre este inconveniente.

Opel Insignia 2017. Imagen interior salpicadero

El nuevo Insignia es más ligero que antes (hasta 175 kg en el mejor de los casos, según Opel, de los cuales 60 están en la carrocería) pero eso no significa que ahora vaya a sobresalir en este aspecto dado que el Insignia 2014 es un coche pesado. No me ha dado la impresión, al menos en las condiciones en la que lo he probado, que la diferencia se perciba con claridad. Tampoco me ha parecido que haya una ganancia clara en confort, lo cual no es un demérito dado que el modelo anterior ya era bueno.Sí existe una diferencia clara entre la suspensión normal y la que tiene unos amortiguadores regulados electrónicamente. La segunda me parece recomendable porque los ajustes posibles permiten tener un coche más cómodo que con la suspensión normal —si se selecciona el ajuste Tour— o una carrocería más sujeta —si se selecciona el modo Sport—. En el modo de conducción Sport, el control de estabilidad actúa con más «permisividad» que en los otros modos de conducción.

El motor de gasolina de 165 CV y 1,5 litros de cilindrada es una variación del ya existente de 1,4 litros. El de 250 CV tiene cambios no especificados. Son novedad la caja de cambios manual de seis relaciones que puede tener el primero (en la que Opel ha trabajado para reducir las pérdidas por rozamientos) y el cambio automático del segundo. Este es de convertidor de par con ocho relaciones, está fabricado por Aisin y ajustado por Opel. Hace los cambios con suavidad pero no funciona con la misma rapidez que lo hace el de ZF (disponible en marcas como BMW o Jaguar), ni aun seleccionando el ajuste más deportivo. Esto último habrá gente a quien le pasará desapercibido pero seguramente haya quien espere otro tipo de gestión en un coche de 250 CV. De todos modos, la puesta a punto de las dos unidades que hemos conducido era diferente y posiblemente tampoco correspondan con la definitiva.

También es nuevo el sistema de tracción total. Opel abandona el acoplamiento del eje trasero mediante un embrague multidisco y opta por un sistema nuevo en el que hay dos embragues que acoplan, en mayor o menor medida, cada una de las ruedas y que hacen las veces de diferencial trasero. Este sistema (desarrollado por GKN, similar al del Ford Focus RS) permite gestionar de manera independiente el par en cada rueda y utilizarlo para intervenir sobre la trayectoria del coche para conseguir un paso por curva más rápido. Las versiones con este sistema de tracción tienen una suspensión trasera distinta, con cinco brazos en vez de cuatro. El cambio de marchas de ocho relaciones estará disponible inicialmente, con la tracción total.


Opel Insignia. Imagen exterior trasera

El sistema de faros led «IntelliLux» ha sido mejorado respecto al del Insignia anterior y también frente al Astra 2016. Tiene en cada faro dieciséis módulos de iluminación que se gestionan individualmente. De este modo, en cuanto la velocidad del coche supera los 55 km/h, se activan las luces largas y se produce al apagado selectivo de esos módulos para evitar deslumbrar a los conductores que hay delante. Por la cantidad y calidad de luz que dan, nos parecen una opción muy recomendable para quien use el coche de noche por zonas mal iluminadas.

Otros elementos de equipamiento que puede tener son asistente por cambio involuntario de carril, programador de velocidad activo con frenada de emergencia, alerta de tráfico trasero cruzado (útil para evitar accidentes al salir de aparcamientos en batería marcha atrás; el sistema puede detectar objetos que se aproximen por detrás desde 20 metros de distancia y en un ángulo de hasta 90 grados respecto a la posición del coche) cuatro cámaras exteriores que dan una imagen cenital de lo que hay alrededor de la carrocería, un sistema de asistencia en línea y llamada automática en caso de emergencia denominado Opel OnStar,

Opel ha desarrollado el Insignia 2017 sobre una nueva plataforma —denominada Epsilon 2—. Respecto a la anterior, la distancia del centro de las ruedas delanteras a la de las traseras es notablemente mayor (92 mm). La longitud del coche no se incrementa en la misma cantidad (55 mm), dado que ahora los voladizos, el delantero en particular, son más cortos (30 y 7 mm delantero y trasero, respectivamente). El techo es 29 mm más bajo. El coeficiente aerodinámico de la carrocería es 0,26, que es un dato bueno y el mismo que el de un Mercedes-Benz Clase C, aunque menos favorable que el de un Toyota Prius (0,24) o un Audi A4 (0,23 en el mejor de los casos).

La primera generación del Insignia apareció en 2008 (cambios en la gama)

 

Calcule el seguro de este coche en 21 aseguradoras

Información generalCambios en la informaciónImágenes Exteriores e interiores Grand Sport Arriba
Redacción (34) 91 724 05 70 - Publicidad (34) 91 005 21 04 - © copyright 1999-2017 Ruedas de Prensa S.L. - Contacto - Condiciones legales - Mapa web - Seguros
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies