Porsche 911 GT3 2013

Última actualización: 06-08-2015

El GT3 2013 es el quinto Porsche 911 GT3 (hubo dos de la generación 996, otros dos de la 997 y éste del actual 991). Tiene 476 caballos de potencia, 41 CV más que el anterior GT3, y tracción trasera.

Es una versión enfocada a un uso mixto de carretera y circuito. No es un coche inutilizable en un uso normal por ciudad o carretera, pero presenta inconvenientes que no se dan, o no tan acentuados, en otras versiones del 911.

Cuesta 157 857 euros, 18 000 más que un 911 Carrera GTS (430 CV) y unos 29 000 menos que un 911 Turbo (521 CV). Existe una versión aún más orientada a circuito, el GT3 RS, que cuesta 208 509 €. Acelera de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos. Es un segundo más rápido que el Carrera S, seis décimas más que el anterior GT3 y medio segundo más que un Mercedes-AMG GT (ficha comparativa).

Para disfrutar el GT3 hay que conducir, irremediablemente, rápido. Muy por encima de los límites legales de las carreteras (que están muy por debajo de los del coche). Hay deportivos con un enfoque distinto a este GT3 que se disfrutan a velocidades moderadas por confort —Lexus RC F—, por la ausencia de ruido —BMW i8— o porque éste es especial —Jaguar F-Type—. El GT3 no es cómodo, no es silencioso y el ruido a pocas revoluciones o ralentí no tiene nada de enamoradizo (para mí, seguramente habrá gente a la que sí). En el apartado de impresiones de conducción escribo con más detalle sobre sus cualidades dinámicas (que son muchas), sus prestaciones y reacciones

Porsche 911 GT3 2013

El incremento de potencia no es la única diferencia con el GT3 anterior. Ahora, el cambio es automático (de doble embrague PDK, con una puesta a punto específica para esta versión; más información en las impresiones de conducción) y la dirección (con asistencia eléctrica, como el resto de la gama 911 2012) actúa sobre las ruedas traseras, además de sobre las delanteras. La dirección a las cuatro ruedas beneficia a la maniobrabilidad (a baja velocidad las traseras giran en sentido opuesto a las delanteras) y a la agilidad y estabilidad (a partir de 80 km/h giran en el mismo sentido).

Otros elementos que influyen en la respuesta dinámica y que ya tenía el GT3 anterior son el diferencial autoblocante trasero (controlado electrónicamente) y los soportes dinámicos del motor, que evitan que el momento de inercia del motor al acelerar y retener afecte a la trayectoria del coche mediante un fluido que cambia su viscosidad según un campo magnético variable.

La carrocería, construida con acero y aluminio, es 44 mm más ancha que la del Carrera S en la zona del eje trasero. La suspensión es regulable y permite ajustar la geometría —altura, caída y convergencia—. A diferencia del 911 Carrera S, el alerón —de fibra de vidrio y carbono, de gran tamaño— del GT3 está fijo, aunque se puede regular con herramientas.

porsche-911-gt3-interior-asientos

Porsche ha dejado de usar el motor «Mezger» y para impulsar este GT3 también ha recurrido al Carrera S, del que ha tomado lo básico del motor. Es un bóxer atmosférico de seis cilindros, 3,8 litros de cilindrada, con bloque y culata de aluminio. Son diferentes el cigüeñal, el sistema de control de las válvulas, las bielas (de titanio) y los pistones (forjados). Esto permite aumentar la capacidad de giro del motor hasta 9000 rpm (la potencia máxima la logra a 8250 rpm).

Los cambios mas importantes están en la culata. El sistema de distribución es completamente distinto: en el GT3 las válvulas son accionadas por unos balancines, con unos taqués de compensación hidráulicos en el otro extremo del balancín. En el motor del Carrera S, las válvulas son accionadas directamente por las levas, con un taqué hidráulico entre medias (imagen comparativa de ambios sistemas de distribución). El sistema del GT3 elimina a los taqués de la cadena cinemática, lo que posibilita aumentar el giro del motor. También son diferentes (más largos) los colectores de admisión y escape. Otras diferencia es que el sistema de distribución variable en fase (VarioCam) actúa sobre las válvulas de escape, además de las de admisión. Las válvulas son de mayor longitud, y están huecas para facilitar su refrigeración.

Con todos estos cambios, el motor es 20 kg más ligero que el del Carrera S. En el cambio, se han ahorrado otros 2 kg. Por contra, el sistema de dirección a las ruedas traseras supone un peso añadido de 15 kg. Haciendo el cómputo total, el GT3 es 5 kg más ligero que el Carrera S (ficha técnica comparativa) y 35 kg más pesado que el GT3 anterior (ficha comparativa).

Las llantas forjadas y monotuerca también contribuyen a la reducción de peso. Son de medidas 9J x 20 (delante) y 12J x 20 (detrás). Sobre los neumáticos (unos Michelin Pilot Sport Cup 2; 245/35 delante y 305/30 detrás) Porsche dice que «Los neumáticos deportivos con homologación de calle proporcionan en el nuevo 911 GT3 el agarre necesario. Sin embargo, debido a la menor profundidad de perfil de los neumáticos existe mayor riesgo de aquaplaning sobre mojado».

Calcule el seguro de este coche en 21 aseguradoras
Información generalImpresiones de conducciónCambios en la informaciónImágenes Exteriores Arriba
Redacción (34) 91 724 05 70 - Publicidad (34) 91 005 21 04 - © copyright 1999-2014 Ruedas de Prensa S.L. - Contacto - Condiciones legales - Mapa web - Seguros
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies