Land Rover Range Rover 2013

Última actualización: 10-08-2016

La versión más asequible de la cuarta generación del Range Rover —3.0 TDV6 HSE de 258 CV— está en venta desde 104 100 € (todos los precios). Es, por tanto, un coche más caro que muchas de sus alternativas: un Audi Q7 con motor Diesel de 218 CV cuesta 62 590 €. El Range Rover Sport Diesel de 258 CV está en venta desde 70 300 euros (ficha comparativa).

Este modelo está en venta desde septiembre de 2012. Desde entonces Land Rover ha introducido diversas actualizaciones en la gama. La última novedad es que, en invierno de 2016, Land Rover comenzará a vender una nueva versión con motor V8 de 5,0 litros de cilindrada que da 550 caballos de potencia (hasta que llegue, el modelo más potente de la gama tiene 510 caballos). Puede acelerar desde parado hasta 100 km/h en 5,4 segundos. Tiene una caja de cambios automática de ocho velocidades. Irá en combinación con un nuevo nivel de equipamiento denominado SVAutobiography Dynamic. Esta versión tope de gama, tiene cambios en la suspensión para, según Land Rover, «optimizar la agilidad sin comprometer el refinamiento». Se distingue exteriormente, porque tiene detalles (las entradas laterales de ventilación, el capó, la rejilla, la insignia Range Rover y el portón trasero) en un acabado denominado Graphite Atlas. Además, tiene cuatro salida de escape cromadas y pinzas de freno rojas de Brembo.

Land Rover Range Rover SVAutobiography Dynamic

Junto con el lanzamiento de esta versión tope de gama, Land Rover también actualiza el equipamiento del resto de la gama. Así podrá tener un sistema de aparcamiento automático con remolque (Advanced Tow Assist), un limitador de velocidad que ajusta la velocidad en función de las señales de la vía (limitador de velocidad inteligente), un sistema de ayuda al conductor a iniciar la marcha sobre superficies resbaladizas (Low Traction Launch). También es novedad la Asistencia en Ángulo Muerto y el Asistente de Permanencia en Carril. El primero, cambia automáticamente la dirección del volante si el conductor inicia una maniobra de cambio de carril y no ha advertido la presencia de otro vehículo. El segundo, ayuda al conductor a mantener el coche dentro de las marcas viales que delimitan el carril. Además, hay un nuevo sistema multimedia (InControl Touch) compuesto por una nueva pantalla en el salpicadero de 10 pulgadas (que tiene un manejo similar al de una tableta, páginas de inicio personalizables y funciones de navegación mejoradas). Mediante una aplicación específica, es posible activar el climatizador para que enfríe o caliente el vehículo y dejarlo a punto para salir, ajustar y desactivar la alarma, e incluso arrancar el motor. 

En noviembre de 2014, la versión Diesel 3.0 TDV6 de 258 CV recibió cambios importantes para que su consumo disminuyera 0,6 l/100 km. Land Rover modificó el sistema de sobrealimentación, sustituyendo los dos turbocompresores del motor antiguo por uno solo en el nuevo (ficha comparativa).

En la gama Range Rover hay otra versión Diesel todavía más potente, la 4.4 SDV8 de 340 CV, que es la que hemos probado durante una semana. Este motor mueve con soltura el coche, permite adelantar en poco espacio y su consumo de combustible no es elevado. Además, el gran volumen del depósito (105 litros) permite realizar un kilometraje grande entre repostajes (impresiones de conducción).

Desde abril de 2015, el Range Rover 4.4 SDV8 tiene un sistema de parada y arranque automático Stop/Start (el 4.4 SDV8 era el único que no tenía este sistema), gracias al cual el consumo medio homologado desciende 0,3 l/100 km (pasa de 8,7 a 8,4 l/100 km). En esa misma fecha, la versión híbrida 3.0 SDV6 HYBRID —llegó al mercado en septiembre de 2013 y combina un motor Diesel con uno eléctrico (más información)— también recibe mejoras para reducir el consumo medio, en este caso, 0,2 l/100 km (quedando en 6,2 l/100 km). Asimismo, Land Rover hace cambios en el sistema de propulsión eléctrico para que sea éste el que inicie el movimiento la mayoría de las ocasiones posibles y para que pueda funcionar a temperaturas ambientales más altas.

Land Rover Range Rover. Modelo 2013.

En el momento del lanzamiento, la única versión con un motor de gasolina era la 5.0 V8 Supercharged de 510 CV. Todos los Land Rover Range Rover tienen un cambio automático de ocho velocidades, tracción total y reductora (más información técnica). El diferencial trasero autoblocante es opcional para las versiones con motor de ocho cilindros (Diesel de 340 y de gasolina de 510 CV).

El Range Rover mide 5,00 metros de longitud, 1,98 de anchura y 1,84 de altura. Desde enero de 2014, y sólo para el nivel de equipamiento «Autobiography», se puede encargar con una carrocería y una batalla 20 cm más larga —el resto de dimensiones permanecen inalteradas—. A las versiones con carrocería alargada se les añade el apelativo LWB —del inglés «Long WheelBase»—. El sobrecoste con respecto a la versión de carrocería estándar es de 6100 euros (ficha comparativa).

En general, las dimensiones son similares a las del modelo que reemplaza, que llegó al mercado en 2002 (más información) y fue renovado ligeramente en varias ocasiones, la última en 2010 (más información). Aún así, se trata de un modelo nuevo, no una simple actualización. El cambio más importante es que el bastidor monocasco ya no es de acero, sino que está fabricado en aluminio. Esto contribuye a que pese hasta 375 kg menos que el modelo anterior.

El habitáculo es semejante por aspecto, calidad y cantidad de equipamiento posible al de una berlina de lujo. Especialmente, en el caso de las versiones «Autobiography», en las que la piel llega a recubrir hasta el techo. De serie hay cinco plazas aunque, opcionalmente, se puede pedir con cuatro pagando el paquete denominado «Executive Class» (4320 euros). Consta de dos asientos individuales en la fila posterior, separados por una consola, con regulaciones eléctricas, memorias, calefacción, ventilación y función de masaje. En la consola hay mandos para manejar el sistema multimedia y pantallas en los reposacabezas delanteros (imagen). En el apartado de impresiones del interior hay más información del habitáculo y el maletero.

Este Range Rover conserva dos características del modelo al que reemplaza (y que casi son genéricas en los modelos de Land Rover, salvo excepciones): tiene una suspensión con una capacidad de absorción muy grande, lo que lo hace cómodo, y no es ágil. En este último aspecto la mejora es notable, pero para viajar por carreteras reviradas, un BMW X5 o un Porsche Cayenne son mejor opción (y menos voluminosos). En el apartado de Impresiones de conducción hay más información.

Land Rover Range Rover. Modelo 2013.

El Range Rover es un coche excelente para viajar por autovías y carreteras rápidas. En cambio, su tamaño lo hace incómodo de conducir en ciudad porque los carriles y las plazas de aparcamiento se le quedan, generalmente, pequeños.

Por su elevado precio tal vez haya a quien le pueda dar reparo utilizarlo fuera del asfalto pero supera con tanta facilidad los obstáculos que, salvo en una utilización muy exigente, da más tranquilidad hacerlo que con otros modelos de su tamaño —como un Audi Q7— en los que se debe conducir con más cuidado para no dañar alguna parte del coche.

La suspensión, que es de muelles neumáticos, es completamente nueva y está hecha, en su mayoría, de aluminio (imágenes en el blog de Celedonio y Cogolludo). Los amortiguadores son de dureza variable y las versiones con motor de ocho cilindros tienen estabilizadoras activas («Dynamic Response») para disminuir el balanceo de la carrocería.

En la tabla siguiente es posible comparar los ángulos característicos del Range Rover con alguna de sus alternativas:

Versión
Range Rover
Audi Q7
Mercedes-Benz GL
Porsche Cayenne
Toyota Land Cruiser 200
Ángulo de entrada (º)
34,7
23
30
25,8
31
Ángulo de salida (º)
29,6
25
25
23,4
23
Ángulo ventral (º)
28,3
21
20
20,4
24
Altura libre (mm)
300
--
276
215
225
Altura vadeo (mm)
900
--
500
500
700

Otro elemento renovado es el «Terrain Response», un sistema que, hasta el momento, mediante un mando permitía ajustar la respuesta de diversos elementos del coche —sistema de tracción, ABS, suspensión, motor y cambio de marchas— en función del terreno por el que se circula. Ahora (de serie u opcionalmente, según la versión) es capaz de detectar el tipo de superficie y hacer los ajustes convenientes automáticamente, aunque deja al conductor la posibilidad de hacer él mismo la selección mediante un mando giratorio que hay en la consola (imagen). Se puede elegir entre cinco programas: «Normal», «Hierba/Gravilla/Nieve», «Barro/Surcos», «Arena» y «Piedras/Rocas».

Desde noviembre de 2014 hay otro sistema, denominado «All-Terrain Progress Control», que permite circular a una velocidad fija (entre 1,8 y 30 km/h, incluso marcha atrás) por superficies en mal estado sin necesidad de presionar el pedal del acelerador.

La carrocería está disponible en 37 tonos diferentes (22 de ellos para la versión «Autobiography») y se puede combinar con tres colores del techo (el de la carrocería, negro Santorini o plata Indus). Las llantas de aleación son de 19, 20, 21 ó 22 pulgadas — nueve diseños diferentes—. Para el interior hay disponibles 17 tonos, más la posibilidad de elegir el color de los asientos. 

El cuadro de instrumentos es una pantalla en color de 12,3 pulgadas (imagen). En la consola hay otra, táctil y de 8 pulgadas (imagen) (que podrá ser de 10 en el Range Rover 2017), que opcionalmente puede tener el sistema «Dual View» que permite que conductor y pasajero vean imágenes diferentes. Más información en al apartado del sistema multimedia.

Tiene dispositivos de ayuda a la conducción como el aviso de obstáculos en el ángulo muerto (que da falsos avisos con frecuencia), el sistema de frenado de emergencia —avisa al conductor si interpreta que puede haber un golpe con alcance y si no reacciona actúa automáticamente sobre los frenos—, el programador de velocidad activo con función de parada y arranque, el control de arranque en pendientes descendientes, varias cámaras periféricas («Surround Camera System», que desde abril de 2015 tiene mejor resolución) y un sistema de aparcamiento semiautomático en el que el conductor no tiene que manejar el volante. Desde noviembre de 2014 también puede tener de manera opcional un sistema de información proyectada en el parabrisas (Head-Up Display).

También forma parte de la lista de opciones un sistema de conectividad para smartphones «InControl Apps». Este sistema permite manjear algunas aplicaciones del teléfono móvil a través de la pantalla táctil del sistema multimedia. Además, con la funcionalidad «InControl Remote», es posible conocer a través de un smartphone el estado del vehículo y con «InControl Secure» localizarlo vía GPS. También es posible establecer una red Wi-Fi con acceso a internet que permite conectar hasta 8 dispositivos electrónicos simultáneamente.

Hay tres equipos de sonido opcionales de la marca Meridian (el mejor con 29 altavoces y una calidad de sonido muy buena), dos climatizadores —con ajustes independientes de temperatura en tres o cuatro zonas—, función de masaje en todas las plazas (versión de cuatro asientos), acceso y arranque sin llave, un sistema que completa el cierre de las puertas si no se ha hecho correctamente, accionamiento eléctrico para el portón de doble hoja y unos estribos abatibles eléctricamente.

Land Rover Range Rover. Modelo 2013.

Información del Range Rover Hybrid

El sistema propulsor de esta versión combina un motor Diesel de 292 CV (denominado «3.0 SDV6», un motor que está disponible en el Range Rover Sport, pero no en el Range Rover) con otro eléctrico de 48 CV. La potencia máxima conjunta es 340 CV y el consumo medio homologado de combustible es 6,4 l/100 km. El Range Rover Hybrid es la versión que menos consume de toda la gama. Puede acelerar de 0 a 100 km/h en 6,9 segundos, el mismo tiempo que necesita la versión «SDV8».

La batería que alimenta de energía al motor eléctrico es de iones de litio, refrigeración líquida y está colocada debajo del piso del habitáculo. Según Land Rover, no resta espacio a los pasajeros ni al maletero. Con la batería completamente cargada se pueden recorrer hasta 1,6 kilómetros y alcanzar una velocidad máxima de 48 km/h sin necesidad de utilizar el motor térmico (para ello hay que activar el modo de conducción «EV Mode»).

Otros detalles y coste del seguro

Esta es la cuarta generación del Land Rover Range Rover. La primera estuvo disponible desde 1970 hasta 1996. La segunda se comercializó ente 1994 y 2002, mientras que la tercera (más información) estuvo en venta desde primavera de 2002 hasta verano de 2012. Fue ligeramente actualizada en 2005, 2007 y 2010. Se fabrica en la planta que Land Rover tiene en Solihull (Inglaterra).

De las más de 20 compañías que aparecen en nuestro comparador de seguros, solo dos facilitan el precio del seguro a todo riesgo, Mapfre y Mutua Madrileña. La póliza de Mapfre es de mucha mayor calidad (obtiene una puntuación de 8,37 puntos sobre 10) que la de la Mutua (5,30 o 4,30, en función de la póliza elegida) y considerablemente más costosa: 3222 euros frente a 2027.

Calcule el seguro de este coche en 21 aseguradoras
Información generalImpresiones del interiorImpresiones de conducciónInformación técnicaSistema multimediaCambios en la informaciónImágenes Exteriores Arriba
Redacción (34) 91 724 05 70 - Publicidad (34) 91 005 21 04 - © copyright 1999-2016 Ruedas de Prensa S.L. - Contacto - Condiciones legales - Mapa web - Seguros
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies