Renault ZOE 2013

Última actualización: 09-05-2017

El Renault ZOE es un coche eléctrico. Es estupendo para un uso urbano siempre que su propietario pueda asegurarse de que va a poder cargarlo. Esto parece una perogrullada pero hay que ser muy consciente de ello si no se quiere experimentar frustracion tras la compra. 

Su tamaño es parecido al de un Renault Clio, modelo con el que comparte piezas. Es cómodo y silencioso lo que invita a una conducción relajada si bien se mueve con agilidad en el tráfico urbano. Comparte con el Clio sus luces —principalmente sus cualidades dinámicas; impresiones de conducción— y también sus sombras —la calidad de su construcción: por como están esambladas algunas piezas, el ZOE está por debajo de la mayoría de coches de este tamaño—. 

Tiene 92 CV y dos posibles baterías, una de 22 kWh y, desde diciembre de 2016, otra de 41 kWh (estos no son los únicos cambios que ha recibido la parte eléctrica del ZOE; más información). Con la batería de 22 kWh está disponible por 24 385 € y con la segunda por 26 885 €; los precios (listado de la gama ZOE) incluyen el coste de la batería, que también se puede alquilar, en cuyo caso el coste de adquisición del ZOE es menor (más información sobre este tema).

Renault ZOE 2017. Imágenes del exterior.

Con la batería de 22 kWh la autonomía homologada es 240 km, mientras que con la de 41 kWh llega a 400 km. Como ocurre con los coches que tienen motor de combustión, esos valores, aunque alcanzables, se alejan de los que se consiguen durante un uso normal del vehículo. Tanto es así que Renault, en el caso de la batería de 41 kWh (versión a la que denomina ZOE 40), dice que la «autonomía real en verano» es de 300 km y en invierno, de 200 km. Es decir, la propia marca da un dato de autonomía un 50 % inferior al homologado (aunque tampoco dice bajo que condiciones ha extraído esos datos que, por otra parte, son similares a los que hemos logrado nosotros).

No hay otro coche eléctrico en el mercado con tanta autonomía, con la excepción de los modelos de Tesla (información del Model S y del Model X), que cuestan tres veces más que este de Renault, que son más grandes y lujosos y cuya existencia nos parece menos razonable. En la actualidad sólo hay dos vehículos eléctricos comparables por tamaño al ZOE, el BMW i3 y el Kia Soul EV, si bien ambos tienen una carrocería que recuerda más a la de un monovolumen que a la de un turismo (y el BMW solo tiene cuatro plazas). La autonomía del KIA es 212 km y la del BMW, 300 km. El ZOE de 41 kWh es más barato y tiene más autonomía que (ficha comparativa). El i3 tiene la ventaja de estar disponible también con un motor de gasolina que hace de generador, lo cual evita quedarse tirado al agotarse la batería.

La longitud y la anchura de la carrocería del ZOE son casi idénticas a las del Renault Clio, aunque es 11,4 centímetros más alta (ficha comparativa). La apariencia del interior también es similar a la del Clio, aunque los ocupantes van sentados más altos en el ZOE y, según nuestras mediciones del interior, detrás hay algo menos de espacio para la cabeza, pero más para las piernas (más información en impresiones del interior). El maletero tiene un volumen de 338 litros, 30 más que el Clio.

Recarga

El cargador del ZOE va integrado en el coche —Renault lo llama «Camaleón»—. El cable que entrega Renault es suficientemente largo para las circunstancias normales (tiene seis metros de longitud) y en sus extremos hay conectores de Tipo 2, también conocidos por Mennekes. Este conector permite cargar la batería indistintamente en tomas de corriente monofásicas y trifásicas y, a la vez, dificulta la recarga porque no todos los puntos de recarga lo tienen. 

El tiempo de recarga de la batería de 41 kWh depende del motor. Este siempre es de 92 CV, pero puede estar fabricado por Continental (código Q90; bajo pedido) o por Renault (R90) y en función de eso, la potencia de recarga es diferente. El motor de Continental es algo menos eficiente (autonomía 370 km) y puede cargar a 43 kW; el de Renault lo hace hasta 22 kW.

Renault ZOE. Modelo 2013.

Con el motor Q90, la recarga completa se realiza en un mínimo de hora y media (en una toma de 43 kW) y en un máximo de ocho horas y veinticinco minutos en un wallbox de 7,4 kW.  Estos tiempos, con el motor R90 son dos horas y cuarenta minutos y siete horas y veinticinco minutos, respectivamente. 

Para salir del paso, es posible adquirir un cargador externo con tomas de tipo Schuko (los enchufes que hay en las casas), pero con él la velocidad de recarga es mucho más lenta: si se utiliza con enchufe doméstico (de 10 A), la carga requiere treinta horas y media en la versión Q90 y veinticinco horas en la R90.

Los tiempos de carga para la de 22 kWh son, en el mejor de los casos (carga rápida a 43 kW), 1 hora y 45 minutos, y en el peor (enchufe doméstico de 10 A), 13 horas y 30 minutos. En este enlace, se accede a la página de Renault donde se pueden consultar todos los tiempos de recarga en función de la conexión.

Para poder utilizar el cargador «Camaleón» del ZOE en una vivienda hay que instalar próximo al lugar donde se vaya a aparcar el coche un dispositivo llamado «Wall-Box», que tiene un coste aproximado de 1000 euros (imagenmás información sobre la carga de la batería). Y, además, por lo que hemos comprobado durante la prueba, el ZOE es muy sensible al estado de la instalación. De hecho, nososotros hemos tenido problemas para cargarlo tanto en puntos públicos de recarga (en cuatro de cinco que hemos probado), como en uno propio.

Precio, equipamiento y alquiler de la batería

El precio del Renault ZOE con la batería de 22 kWh es 24 385 euros y sólo está disponible con un nivel de equipamiento denominado Entry. Con la batería de 41 kWh está en venta desde 26 885 euros (nivel de equipamiento Life 40, que es idéntico al Entry pero con diferente nombre para distinguirlos por la diferente batería). En estos precios está incluido el descuento de 5500 euros que Renault da para el ZOE a la espera de que se apruebe el plan MOVEA 2017, del que por el momento solo hay un borrador. Del plan MOVEA que ya no está vigente hay más información en este enlace.

Además del Entry y del Life 40, hay otros dos niveles de equipamiento: Intens 40 y Bose 40. En esta ficha comparativa de equipamiento se pueden ver las diferencias entre los cuatro niveles de equipamiento. Antes de los cambios de finales de 2016, la gama ZOE estaba compuesta por tres niveles: Life, Intens y Zen.

Renault ZOE. Modelo 2013.

En el equipamiento de serie del ZOE se incluyen, entre otros, los siguientes elementos: control de estabilidad, climatizador automático, programador y limitador de velocidad, retrovisores exteriores eléctricos y el sistema R-Link con pantalla táctil de 7 pulgadas y navegador. El sistema R-Link aglutina los controles de la radio, el teléfono móvil conectado mediante Bluetooth y el sistema de navegación, entre otras cosas (más información en la sección Sistema multimedia).

Con la actualización de diciembre de 2016, Renault añadió dos funciones nuevas: Z.E. Trip, que facilita la localización de puntos de recarga accesibles públicamente en Europa desde el sistema de navegación R-LINK; y Z.E. Pass, un medio de acceso y de pago a los puntos de recarga que compara el precio de las recargas en las estaciones cercanas, permite utilizarlos sin necesidad de adquirir los bonos de cada operador y pagar la recarga mediante una aplicación para dispositivos móviles (este último todavía no es seguro que vaya a estar disponible en España).

Hay más elementos disponibles para ampliar el equipamiento de serie como, por ejemplo, el acceso y arranque sin llave, el encendido automático de las luces y los limpiaparabrisas, los elevalunas traseros eléctricos y las llantas de 17 pulgadas. Además, hay un difusor de fragancias, un ionizador de aire y un sensor de aire contaminado en el exterior (que puede activar automáticamente el sistema de recirculación de aire).

Es importante tener en cuenta que a la hora de comprar el ZOE la batería se puede comprar o alquilar. En este último caso, el precio de partida es 7500 euros inferior (no aparecen en nuestras fichas porque publicamos el precio de los coches sin cuotas accesorias). En la modalidad de alquiler, la batería es propiedad de Renault, que permite su uso a través de un contrato. La firma de dicho contrato se hace en el momento de la compra del vehículo, tiene una duración mínima de un año y se renueva automáticamente a la fecha de vencimiento. No es posible rescindir el contrato de alquiler y mantener la propiedad del vehículo. La única manera de terminar con el contrato es cambiando la titularidad del vehículo.

El coste del alquiler varía en función del kilometraje anual (la duración del contrato no influye). El coste mínimo es 69 €/mes para 7500 kilómetros al año (59 €/mes para el mismo kilometraje con el ZOE de 22 kWh). Si a la finalización del contrato se ha excedido el kilometraje establecido hay una penalización y, si no se ha alcanzado, una bonificación. Renault ofrece una solución llamada «Z.E. RELAX» que consiste en el pago de 119 €/mes y no hay límite de kilometraje.  

Los propietarios de un ZOE con la batería de 22 kWh pueden solicitar una actualización a la de 41 kWh. El precio de esta tarea (con mano de obra incluida) es 3500 euros en el caso de que la batería esté en alquiler y de 9900 euros en el caso de que la batería sea propiedad del cliente.

Renault ZOE. Modelo 2013.

Bajo la modalidad de alquiler, las baterías tienen una garantía ilimitada y son sustituidas sin coste adicional cuando su capacidad de carga es inferior al 75% del valor original. En el caso de comprar la batería, la garantía es de 8 años o 160 000 km, lo que primero se cumpla (esta garantía cubre la sustitución de la batería en caso de que su capacidad de carga sea inferior al 66% del valor original). La garantía del motor eléctrico es 5 años o 100 000 km (de nuevo, lo que primero se cumpla) y del resto del vehículo es de 2 años. El Renault ZOE se fabrica en la misma línea de producción francesa del Clio (situada en Flins).

Con o sin alquiler de la batería, el ZOE es un coche más caro que otro equivalente por potencia y tamaño con un motor de combustión. Por ejemplo, un Renault Clio con motor de gasolina TCe de 90 CV y nivel de equipamiento Wolfnoir Energy (el más alto en la gama Clio) cuesta 16 053 euros, mientras que el ZOE con el nivel Bose 40, el más alto, cuesta 31 48 euros, o bien, 23 725 € optando por el alquiler (ficha comparativa).

En determinadas comunidades autónomas los coches eléctricos tienen ciertas ventajas. Por ejemplo, en la ciudad de Madrid (previa solicitud) están exentos de pagar en las plazas de aparcamiento reguladas con horario.

Calcule el seguro de este coche en 21 aseguradoras
Información generalImpresiones del interiorImpresiones de conducciónInformación técnicaSistema multimediaCambios en la informaciónImágenes Exteriores Arriba
Redacción (34) 91 724 05 70 - Publicidad (34) 91 005 21 04 - © copyright 1999-2017 Ruedas de Prensa S.L. - Contacto - Condiciones legales - Mapa web - Seguros
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies