Mini Cooper S (24-03-02)

Mercedes-Benz A 210 Evolution
(09-01-02)

Prueba: Renault Clio 2.0 16v Renault Sport
(24-10-01)

Prueba: Opel Corsa GSi 1.8 16V
(13-08-01)

Seat Ibiza Cupra R
(19-10-00)

Prueba: Fiat Punto HGT 1.8 16v
(20-06-00)

Prueba: Peugeot 206 GTi
(13-05-00)

Seat Ibiza y Córdoba Cupra
(10-04-00)

Renault Clio 3p 2.0 16v Renault Sport Javier Moltó
24-10-01
Primera página Imágenes Mediciones Precio, ficha y equipamiento

Un buen deportivo, incómodo para el conductor

Hecho para las curvas
Motor potente y ruidoso
Una postura poco adecuada
Un cuadro de instrumentos menos vistoso
El motor es potente, sin grandes saltos en la entrega de potencia, ruidoso normalmente, muy ruidoso en las cercanías del corte de inyección. A bajas vueltas funciona muy bien y por encima de 4.000 rpm todavía mejor. El corte de inyección se produce a 7.300 rpm aproximadamente, pero no sirve de nada estirar más allá de unas 6.600 rpm salvo que se pretenda extraer la máxima aceleración posible.

Con rapidez el motor alcanza el régimen en que se recomienda pasar a una relación de marcha superior, mediante un indicador luminoso en la instrumentación. Lo cierto es que ese indicador casi no se ve, resulta mucho más sencillo mirar la aguja del cuentavueltas. En el Clio Sport anterior, la luz se encendía justo al lado de la circunferencia del indicador de revoluciones, por lo que resultaba más visible.

Unida al motor va una caja de cambios de cinco velocidades mucho menos precisa y rápida de lo deseable. Como el motor va tan bien y entrega tanta fuerza para acelerar a cualquier régimen, esta caja de cambios resulta suficiente por escalonamiento. Sin embargo, una caja de seis marchas con un salto ligeramente menor entre segunda, tercera y cuarta, sería definitiva para ir más rápido en carreteras de montaña. Además, le vendría bien para alargar la última relación y realizar con menos ruido y consumo los trayectos por autovía.

El motor de este nuevo Clio Sport tiene admisión variable, cosa que no tenía el anterior. Este cambio, junto a los que pueda haber en la programación de la centralita o en la distribución (variable en ambos casos), hace que el motor nuevo sea más elástico y que haya perdido fuerza en régimen alto, a juzgar por las prestaciones que hemos obtenido. El nuevo Clio Sport, con unos desarrollos de transmisión semejantes al anterior, ha obtenidos mejores tiempos en las mediciones de recuperación. En cambio, en las mediciones de adelantamiento es ligeramente más lento (tabla comparativa).

El consumo del Clio Sport es alto, si bien no puede calificarse de descabellado debido al potencial del motor. En autovía, a una velocidad de crucero de 120 km/h el consumo fue de 7,7 litros. A una velocidad de crucero de 160 km/h se eleva hasta 10,8 litros cada 100 km. Los datos de consumo mostrados por el ordenador de a bordo indican un consumo inferior al real entre un tres y un cuatro por ciento. Se agradece que el ordenador muestre el dato de litros gastados y no sólo el de consumo promedio.

 


Redacción (34) 91 724 05 70 - Publicidad (34) 91 513 04 95© Copyright 1999-2013 Ruedas de Prensa, S.L.
Contacto - Condiciones legales - Mapa de km77

USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios
y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies